Рекламный блок

Los relativos donde y adonde y los interrogativos-exclamativos dónde y adónde

Donde y adonde son los únicos adverbios relativos de lugar que ha conservado la lengua culta. El español antiguo usó también los adverbios do y onde, pero esta última voz, así como ande (< a + onde), es hoy una variante desprestigiada que se recomienda evitar. Con antecedente expreso, donde puede encabezar relativas especificativas, como en Se acercó a un lugar donde había varias bobinas de película (Aguilera Malta, Pelota), y también relativas explicativas, como en En los suburbios, donde la ciudad sale allá afuera, [...] se desplomó en un montón de basura y se quedó dormido (Asturias, Presidente). Tanto en unas como en otras donde alterna con en el que o en el cual, con sus variantes de género y número. 

Los antecedentes de donde suelen expresar entidades susceptibles de ser localizadas espacialmente. Sin embargo, se interpretan guradamente como nombres de lugar algunos sustantivos no locativos: Lo último que me propuse hacer fue un relato de brujas, de brujas verdaderas, donde su víctima, la protagonista, de alguna manera se inspiraba en nuestra Billie Upward (Pitol, Juegos). Se observa un notable incremento de las construcciones en las que donde se usa con antecedente no locativo en la lengua periodística de algunos países americanos. Se recomienda evitar expresiones como proyectos donde (por en los que) se requiere alta capacitación, decisiones políticas donde (por en las que) había que reflexionar mucho más, los especímenes donde (por en los que) tuvo éxito el experimento, etc. 

Como se señaló en ¿Adverbios relativos o conjunciones?, las relativas libres introducidas por el relativo donde pueden también ser términos de preposición, como en Desde donde vivo se ve el mar; Sus propiedades llegan hasta donde alcanza la vista; Está muy cerca de donde yo trabajaba. Deben distinguirse estos casos de aquellos en que el término de la preposición es solo el adverbio: Hay un cuartito que comunica con el salón de actos, desde donde se oye todo divinamente (Pérez Ayala, Belarmino). A pesar de ser redundante, la combinación en donde se considera correcta en los contextos en los que se expresa ubicación: Soy un hombre poco amigo de meterme en donde no me llaman (Cela, Colmena). Cuando denota el término de una trayectoria, donde se construye sin auxilio de preposición, como en donde voy, en alternancia con adonde voy y con a donde voy: Este, el que acababa de llegar adonde yo estaba, ni siquiera contestó a la cortesía de mi saludo (Bryce Echenique, Martín Romaña); Yo tenía entendido que a cualquier lugar del mundo a donde llegara se tendrían noticias de la catástrofe (García Márquez, Náufrago). Se considera una pauta arcaica, no justificable sintáctificamente en la lengua actual, el uso de adonde para expresar ubicación, como en Siguieron la costa del Poniente abajo, y llegaron al puerto que llamaron del Retrete adonde estaba la ciudad (Morón, Historia). Asimismo, se recomienda evitar adonde si la preposición forma parte de una locución, como en frente adonde, en lugar de la opción correcta frente a donde. Cuando indica el origen de una trayectoria, el adverbio relativo donde requiere en el español actual el auxilio de una preposición: No se movió de donde estaba (Martín Recuerda, Arrecogías). 

El adverbio interrogativo-exclamativo dónde significa ‘en qué lugar’, como en ¿Dónde estás?, que alterna con ¿En dónde estás? Al igual que su equivalente relativo, puede ser término de las preposiciones a, de, desde, hacia, hasta, para, por: ¿Desde dónde me llamas?; ¿Por dónde pasa el tren? La preposición a y el adverbio dónde dan lugar a las formas adónde y a dónde, ambas igualmente correctas, para indicar dirección o destino. Se registra también dónde, con omisión de la preposición a, usado en esta misma interpretación. Alternan, pues, ¿Dónde vas?, ¿Adónde vas? y ¿A dónde vas? El adverbio adónde es característico de los verbos de movimiento, pero se emplea también con otros que tienen argumentos de destino, como en ¿Crees que, si supiera cómo, no lo habría llamado? Pero ¿adónde? (Gala, Durmientes). Deben evitarse las combinaciones redundantes en las que el adverbio adónde aparece precedido de otra preposición que indique dirección o destino, como ¿Hacia adónde nos dirigimos?, en lugar de ¿Hacia dónde nos dirigimos? 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: