Рекламный блок

El relativo cuanto y el interrogativo-exclamativo cuánto

El relativo cuanto, poco frecuente en la lengua oral, coincide con los cuantificadores mucho o poco en que se construye como modificador nominal (cuantas ocasiones haya), como pronombre (cuantas haya) y también como adverbio (cuanto viva). Se usa sobre todo en cuatro construcciones, pero solo es propiamente relativo en tres de ellas. En la primera, se combina con el cuantificador todo, como en La evolución es todo cuanto existe (Cardenal, Pluriverso), donde el pronombre cuanto equivale a lo que y todo puede suprimirse sin alterar el significado. Se obtienen equivalencias similares si el relativo cuanto se usa como adverbio o determinante: cuanto dure ~ todo lo que dure; cuantos operarios ~ todos los operarios que. En estas combinaciones todo(s) no es el antecedente del relativo, sino un cuantificador adjunto a la relativa libre. En la segunda construcción, llamada correlativa, cuanto tiene por antecedente a tanto (o sus variantes flexivas), como en Te concederán tanto cuanto pidas, donde podría omitirse asimismo tanto, o en Lo repetiré tantas cuantas veces sea interrogada acerca de ello (ABC Cultural 6/12/1991), donde tantas significa ‘tantas veces’. En su tercera interpretación, cuanto aparece en la construcción comparativa proporcional. En esta estructura se indica que se da cierta proporción entre el incremento o la disminución de la magnitud que expresan los miembros de una correlación: Cuanto más la conozco, menos me gusta. Cuanto más es aquí un grupo adverbial relativo que modifica a conozco, igual que mucho más en Lo conozco mucho más. Cuanto no es, en cambio, pronombre relativo cuando encabeza el segundo término de ciertos grupos coordinados copulativamente, como en: Puede garantizar una justa decisión sobre los intereses en litigio, tanto por sus cualidades humanas cuanto por las derivadas de la propia institución (Voz Galicia 30/10/1991) o en [...] unas medicinas tan necesarias cuanto imposibles de pagar (Universal [Ven.] 21/1/1997). 

El interrogativo-exclamativo cuánto se usa en sus formas flexionadas como adjetivo cuantificativo (cuántas veces, cuántos papeles, cuánto tiempo, cuánta plata) o como pronombre, tanto si se re ere a personas: ¡Oh muerte, muerte, a cuán- tos privas de agradable compañía, a cuántos desconsuela tu enojosa visitación! (Rojas, Celestina), como si alude a otras realidades. Como otros cuantificadores, puede usarse en construcciones anafóricas (muchos pesos, pero no sé exactamente cuántos) o bien catafóricas: Ponte a pensar cuántos son cuatrocientos pesos juntos (García Márquez, Coronel); No sé cuántos de estos materiales se podrán aprovechar. Como puede observarse en el último ejemplo, cuánto se parece a mucho, poco y otros cuantificadores indefinidos en que admite la construcción partitiva. Se construye también, al igual que mucho y poco, con complemento adjetival: ¿Cuánto de aprovechable puede haber en estos materiales? Cuando es adverbio, cuánto incide sobre el verbo como complemento adjunto, como en ¿Cuánto duermes cada día?; ¡Cuánto le gustaba que lo sacaran a pasear!, pero también como argumento, como en ¿Cuánto cuesta un paquete de cigarrillos? o en ¿De qué sirve, a qué puede conducir, cuánto puede durar? (Mallea, Bahía). También puede ser modificador de grupos adjetivales o adverbiales comparativos: cuánto menos inútil, cuánto más hábilmente. 

La forma apocopada cuán se usa ante adjetivos o adverbios. Los grupos sintácticos así formados pueden ser exclamativos o interrogativos. Los primeros se usan en los registros elevados de todas las variedades geográficas del español: ¡Cuán grande amor huyó en exiguo tiempo! (Guelbenzu, Río); Había advertido cuán poco conocía del mundo (Pitol, Juegos), aunque hoy es más común usar qué en su lugar: ¡Qué distinta te veo!; ¡Qué lejos vive!; ¡Qué suavemente se desliza! Las interrogativas con cuán son menos frecuentes en el español europeo que en el americano, al menos las directas. En su lugar se usa cómo de en España, en parte del área rioplatense, en Bolivia, Cuba y El Salvador, entre otros países: —No, es más pequeño que yo. —¿Cómo de pequeño? (Fraile, Cuentos); Entrarnos en son de crítica, sin más, por los campos ya agostados del Renacimiento clásico, difícilmente haría imaginar cómo de fértiles eran ha cuatro siglos (Gómez-Moreno, Águilas). Los interrogativos no tienen, en estos contextos, variantes con el adverbio qué (*¿Qué lejos vive?), salvo en la construcción «qué tan + adjetivo o adverbio» (qué tan alto, qué tan lejos), que se describe a continuación. 

La combinación del interrogativo-exclamativo qué y el cuantificador comparativo tanto se extiende a casi todos los países americanos: ¿Qué tanto saben ellos de nosotros?; ¡Qué tanto le tienen que revisar a un inocente cura! (Bain, Dolor). A la misma pauta pertenecen «qué tanto + sustantivo» y «qué tan + adjetivo o adverbio»: ¿Qué tanto apuro tienen?; Cuando hacen alpargates de algún calzón viejo, ¡qué tan bobos y brutos serán! (Carrasquilla, Tiempos); Desde el primer momento, supe que llegaría lejos. Eso sí, nunca imaginé qué tan lejos (Vargas Llosa, Fiesta). 

La combinación qué tal es análoga en su estructura a qué tan(to), aunque no en su significado. Construido con grupos nominales, el demostrativo tal se puede usar como determinante: ¿Y qué tal chica es? (Fernán Gómez, Bicicletas), que significa ‘¿Y qué clase de chica es?’ (interpretación cualitativa o de tipo). Se usa asimismo qué tal como fórmula de saludo similar a ¿Cómo estás? o ¿Cómo están?, y también como expresión atributiva equivalente a qué ocurriría o a qué te parece, seguida de prótasis condicionales: Y ahora que ya somos iguales y ninguno es igualado ¿qué tal si decimos salud? (Castellanos, R., Eterno). En gran parte del Perú, pero también en otras zonas del área andina, es común la pauta «qué tal + sustantivo» con el sentido que corresponde a vaya en las restantes áreas, como en ¡Qué tal casa! o ¡Qué tal escándalo!, como en También el fragor de una cierta indignación ciudadana. Qué tal escándalo (Caretas 17/4/1997).

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: