Рекламный блок

El relativo cuando y el interrogativo-exclamativo cuándo

El adverbio relativo cuando es el conector temporal más empleado en el español actual. Usado como adjunto, introduce una oración que sitúa temporalmente el evento o el estado de cosas denotado por la cláusula principal. Equivale aproximadamente a ‘en el tiempo o en el momento en que’ (donde que es un pronombre relativo), como en Su esposa se desesperaba cuando lo veía maltratándose los dedos (Bayly, Días). 

El adverbio cuando encabeza relativas libres en su uso más frecuente. Se emplea mucho menos con antecedente expreso, como en Yo aún recuerdo aquel tiempo cuando había capellán en el Palacio (Valle-Inclán, Sonata). Se prefieren hoy en estos casos las variantes con grupos preposicionales relativos formados con pronombres, como en Al verle acercarse a ella, se retiró atemorizada al portal, precisamente en el instante en que bajaba Cleto de su casa (Pereda, Sotileza) o en [...] atribuían a una época de esplendor en la que el sabio sacerdote Quetzalcóatl había sido supremo guía espiritual (León-Portilla, Pensamiento). No obstante, en las relativas explicativas es habitual el uso de cuando con antecedente, a menudo un adverbio pronominal: Su padre y ella se entendían bien entonces, cuando estaban en el campo, hasta que empezaron a tener dinero y se vinieron todos juntos a vivir (Martín Gaite, Visillos); Ni mucho menos podrá extrañar que ahora, cuando las masas triunfan, triunfe la violencia (Ortega Gasset, Rebelión). 

Son escurridizos los límites entre las relativas explicativas con cuando y antecedente explícito y las relativas libres en aposición, sobre todo en los incisos en los que se aclara la referencia de una expresión temporal. Favorece la interpretación apositiva la posibilidad de permutar los miembros de la construcción, como en el ejemplo En 1966, cuando tenía dieciocho años, se fue a Barcelona para seguir trabajando (ABC Cultural 20/12/1999), que podría cambiarse por Cuando tenía dieciocho años, en 1966, ... También es indicio de que la construcción es apositiva el que puedan interpolarse las expresiones o sea o es decir, como en En mi época, es decir, cuando yo tenía dieciocho años [...] (Aub, Gallina). Ambas pruebas dan resultados negativos en Un día, cuando pasó por la calle blanca aquel mal viento negro, no vi ya al niño en su puerta (Jiménez, Platero), donde cuando introduce una relativa explicativa. 

Además de la función de adjunto temporal, que es la más característica de las relativas libres encabezadas por cuando, estas construcciones pueden ser términos de preposición: para cuando le apetezca, recuerdos de cuando éramos jóvenes, hasta cuando quieras. A esta misma pauta corresponden las secuencias siguientes: [...] con cortinas de tela para cuando llovía o arreciaba el frío (Barnet, Gallego) o El mujerío llena la sala para rezar el rosario y para conversar hasta cuando se apague la luz del velero (Morón, Gallo). La alternancia de que y cuando tras la preposición hasta, y sobre todo desde, como en desde {que ~ cuando} la vi, es habitual en la literatura clásica. Es hoy característica del español colombiano, pero también se registra en Venezuela, así como en México y en algunos países centroamericanos: Lo supe desde cuando le vi afeitándose (García Márquez, Hora); Todo marchó bien hasta cuando comenzaron los problemas raciales (Mutis, Maqroll). En las demás áreas predomina el uso de que por cuando en esta pauta. 

El significado temporal de cuando es compatible con la interpretación condicional cuando se establecen generalizaciones. Así, en Cuando hace frío hay que prender la calefacción se habla del momento en que debe prenderse la calefacción, pero también de la conveniencia de hacerlo si se da cierta situación. La interpretación temporal deja paso a la causal en casos como Cuando se levantó y se fue, es que no le gustaba la película, o a la concesiva (con la paráfrasis ‘siendo así que’) en ¿Cómo se puede hablar del honor, cuando lo que predomina es un desnudo oportunismo? (Lorandi, Ley). En estos casos se considera que cuando no mantiene su valor adverbial y que se interpreta como conjunción. 

El adverbio interrogativo-exclamativo cuándo es análogo en muchos aspectos a su equivalente relativo cuando, pero se diferencia de él por sus mayores posibilidades de combinación con los tiempos verbales: cuándo se puede construir con futuro ( ¿Cuándo llegará?), mientras que cuando rechaza este tiempo verbal en la lengua actual (*cuando llegará) con las excepciones. Asimismo, a diferencia de cuando, es compatible con el pretérito perfecto compuesto en referencia a sucesos puntuales: ¿Cuándo ha muerto? ~ *cuando ha muerto. El adverbio cuándo puede formar grupos preposicionales interrogativos con las preposiciones de, desde, hasta y para, como en ¿De cuándo es este artículo?; ¿Hasta cuándo hemos de soportarlo? o en Para cuándo, preguntaba ella, para cuándo (Galeano, Bocas). 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: