Рекламный блок

¿Adverbios relativos o conjunciones?

Las subordinadas encabezadas por los relativos donde, adonde, cuando y como (y a veces cuanto en sus usos adverbiales: El relativo cuanto y el interrogativo-exclamativo cuánto) han planteado tradicionalmente problemas de delimitación entre la subordinación adjetiva y la adverbial. Esta última se considera actualmente una noción muy problemática, como se hace notar en Tipos de subordinadas

Cuando tales construcciones cuentan con un antecedente explícito, es clara la condición adjetiva de las correspondientes subordinadas (en el sentido amplio de adjetivo como ‘modificador restrictivo’): Le indicó que debía rodear sucesivamente el lugar donde el hombre dormía, con tierra (Merino, Orilla); Tampoco es posible poner de acuerdo a los distintos colaboradores acerca de la manera como ha de conducirse esta labor común (Marías, Historia). En caso contrario, la tradición gramatical ha tendido a considerar que la correspondiente oración es una subordinada adverbial —locativa, temporal o modal—, sobre todo si la subordinada precede a la oración principal o aparece separada de ella por alguna in flexión entonativa. Así, en oraciones como Cuando sonó el teléfono, se despertó, se clasifica cuando como conjunción temporal en algunas gramáticas tradicionales. No se suele adoptar hoy este análisis, ya que su contenido es el que corresponde a un adverbio relativo: ‘en el momento en que’. Por otra parte, las conjunciones subordinantes no ejercen funciones sintácticas respecto de los predicados, pero cuando se considera complemento circunstancial de sonó en cuando sonó el teléfono. Predomina hoy la idea de que, si no tienen antecedente expreso, estos adverbios forman relativas libres que incorporan el significado de un antecedente que denota tiempo, lugar o modo. Ello no impide que puedan desempeñar el papel de conjunción subordinante en otros contextos, como en Cuando tú lo dices, será verdad, donde alternan cuando y si

Las relativas libres adverbiales son habitualmente modificadores adjuntos de un verbo, pero pueden serlo también en el interior de un grupo nominal, como en la aparición del señor Presidente cuando nadie lo esperaba, e incluso constituir términos de preposición, al igual que los grupos nominales: hasta donde puedas, para cuando lo necesites, por como lo dijiste, etc. Los adverbios relativos manifiestan en todos esos casos sus dos propiedades fundamentales: tienen antecedente (aunque sea tácito) y desempeñan funciones sintácticas respecto de un predicado. A los adverbios relativos mencionados se añaden las variantes inespecíficas dondequiera, adondequiera, cuandoquiera y comoquiera.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: