Рекламный блок

Semejanzas y diferencias en su combinatoria con otras unidades

En posición prenominal, las combinaciones de los determinantes definidos (artículo, demostrativos, posesivos) entre sí no son posibles (*la esta casa) o bien lo son en el registro literario, a veces arcaizante (esta su casa). En cambio, los tres determinantes mencionados pueden ir precedidos del cuantificador todo y seguidos del indefinido otro, de numerales cardinales y ordinales o de cuantificadores evaluativos: 

Desprecian a los otros y hacen todo aquello a que les convida su apetito (Abril, Ética); Estaría en sus ojos (como antes había estado en los de esa otra mujer) (García-Badell, Funeral); Ultimamente, la Florida no ha brillado por ninguna de estas dos cosas (Américas 17/4/1997); A la distancia que media entre el latín situla o el griego thermos y los árabes açetl, altarmuz, se ha añadido la deformación que lleva a estos últimos hasta los españoles acetre, altramuz (Lapesa, Lengua); ¿Realmente podía suponer la existencia de Klingsor a partir de estas pocas alusiones? (Volpi, Klingsor). 

Por otra parte, tanto el artículo de nido como los demostrativos pueden ir seguidos de grupos preposicionales cuando preceden a un nombre elíptico: el Ø de tu izquierda ~ este Ø de tu izquierda. Sin embargo, en el caso de los artículos, los grupos preposicionales se construyen de forma característica con la preposición de, mientras que los demostrativos y los cuantificadores admiten más fácilmente otras preposiciones: ¿Quién es ese en el espejo, con el cuerpo esqueleto y la cara calavera? (Aridjis, Moctezuma). 

Junto con la oración de relativo, el demostrativo señala a uno o varios individuos tomados de un conjunto en expresiones como aquel de ustedes que se atreva o aquellos de los soldados que fueron capaces de resistir. En buena parte de América, esta construcción alterna con la paralela con el artículo, como se ve en el de ustedes que se atreva, los de los soldados que fueron capaces de resistir, o en El de ustedes que sea lo suficientemente fuerte entre los humanos, que traiga al ser humano perfecto y se ponga frente a mí (Ciudadano 26/1/1997). Ya no se usan en el español actual las relativas semilibres construidas con grupos preposicionales relativos. Así pues, de las tres opciones siguientes, solo las dos últimas son hoy comunes: {el ~ ese ~ aquel} del que te hablé.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: