Рекламный блок

Cuantificadores y restrictores

En las expresiones cuantificativas se distinguen un operador y un restrictor. El operador coincide con el cuantificador, mientras que el restrictor introduce la noción cuantificada. En la expresión muchos cuartetos de Haydn, el operador es muchos y el restrictor, cuartetos de Haydn.

El restrictor no siempre aparece junto al cuantificador. De hecho, cuando este admite el uso llamado pronominal, es habitual que aquel se obtenga del discurso previo si ha sido mencionado, como en Buscaba caramelos, pero quedaban pocos [= ‘caramelos’]. Si no ha sido mencionado, es habitual que se re era a personas, como en Algunos [= ‘algunas personas’] no se recuperan nunca de este tipo de operaciones; Hay que tratar a cada uno según sus méritos; Mal de muchos, consuelo de tontos; o en ninguna como Luisa.

Algunos cuantificadores incorporan el restrictor a su significado léxico. Es lo que ocurre con alguien y nadie, que cuantifican siempre personas (equivalen a ‘alguna persona’ y ‘ninguna persona’, respectivamente), y con algo y nada, que solo se aplican a cosas. El cuantificador siempre representa el contenido que corresponde a en todo momento o en toda situación, por lo que incorpora en su significado el operador todo y un restrictor de naturaleza temporal, además de la información sintáctica que aporta la preposición en Lo mismo ocurre con nunca (que incorpora el valor de ninguno ‘en ningún momento, en ninguna situación’), dondequiera (‘en todo lugar’) y otros semejantes. 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: