Рекламный блок

Preposición y término

Las preposiciones son palabras invariables y casi siempre átonas que se caracterizan por introducir un complemento, que en la tradición gramatical hispánica se denomina término (Funciones sintácticas y marcas de función). Así, en el ejemplo con una pequeña ayuda, el término de la preposición con es una pequeña ayuda, y en contra los enemigos, el término es los enemigos. 

El término de la preposición es muy frecuentemente un grupo nominal, como en los ejemplos anteriores, pero también pueden serlo los grupos adjetivales (desde muy pequeño, pasar por excesivamente tonto), los adverbiales (hasta aquí mismo, desde detrás de la puerta) e incluso los preposicionales en las condiciones que se examinarán más adelante: Salió de entre unos matorrales; Andaba por entre las mesas. Pueden serlo asimismo las subordinadas sustantivas en sus diversos tipos: la noticia de que se había producido una explosión, la razón de cambiar de trabajo, la incertidumbre de si estará vivo o no, preocupado por cómo fueran a ir las cosas, y también las oraciones de relativo sin antecedente expreso, que se asimilan a los grupos nominales: Háblame de lo que te preocupa. 

La preposición impone restricciones formales a su término. Así, este ocupa la posición contigua a la preposición, de modo que no puede adelantarse sin que esta lo acompañe. Se dice, por tanto, ¿De qué estás hablando? y no *¿Qué estás hablando de? Por su parte, los pronombres personales adoptan el caso llamado oblicuo o preposicional cuando funcionan como términos de preposición: para mí (no *para yo), sin ti, de sí. 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: