Рекламный блок

Las conjunciones subordinantes

Las conjunciones subordinantes hacen depender de otro el segmento al que preceden, generalmente oracional. El segmento formado con el grupo sintáctico que introducen complementa unas veces al predicado principal (Te llamé porque quería hablarte), pero otras constituye uno de los dos miembros de algún período (Tipos de subordinadas), es decir, un período entre cuyos componentes se establece cierta relación discursiva (Si te apetece, vamos al cine). Las conjunciones coordinantes copulativas y disyuntivas pueden enlazar más de dos segmentos, como en Oye música, atiende el teléfono y dibuja, pero las subordinantes solo ponen en relación dos segmentos. Finalmente, las oraciones que introducen las conjunciones subordinantes presentan el verbo en forma personal: Quiero que {guardes ~ *guardar} esto; Me invitarás si {logras ~ *lograr} ese trabajo. 

Es polémica la clasificación de las conjunciones subordinantes. En primer lugar, son a veces difusos los límites entre las conjunciones coordinantes y las subordinantes, especialmente en lo que respecta a las conjunciones comparativas (que, como) y a las ilativas (luego, así que, conque, de modo que), incluidas por algunos gramáticos entre las coordinantes y por otros entre las subordinantes. También es polémico el límite entre las conjunciones subordinantes y las preposiciones que introducen términos oracionales. Este problema afecta de modo característico a las expresiones porque y para que, pero también a otras como a pesar de que o sin que y ciertas combinaciones del tipo «adverbio + que». Son también escurridizos en ocasiones los límites entre las conjunciones y los adverbios relativos.

La siguiente clasificación de conjunciones subordinantes recoge los grupos sobre los que parece haber más consenso entre los gramáticos, con la excepción de las tres últimas clases, que son más controvertidas. Se mencionan solo algunas conjunciones en cada uno de estos grupos y se añaden algunas locuciones conjuntivas (Grupos sintácticos lexicalizados y semilexicalizados). 

Completivas: que (Supongo que llamará); si (No sé si es ella).
Condicionales: si (si te gusta el libro); como (con subjuntivo: como no me escuches).
Causales: porque ( porque tú lo dices); como (con indicativo: Como no venía, me fui ).
Concesivas: aunque (Camina diariamente hasta su trabajo aunque vive lejos); si bien (Si bien no nos parece la mejor solución, la aceptaremos).
Temporales: luego que (luego que lo examinó); ni bien (ni bien lo avise).
Consecutivas: que (Hacía tanto frío que no se podía salir de casa).
Ilativas: luego (Pienso, luego existo); conque (Es tarde, conque apúrate).
Comparativas: que (más gente que antes); como (tantos aciertos como errores).
Exceptivas: salvo (Todos pasaron el curso, salvo Jacinto). 

Aunque se presenta aquí como conjunción subordinante, la partícula completiva si es considerada adverbio relativo por algunos gramáticos, ya que, a diferencia de la conjunción condicional si, admite infinitivos (No sé si llamar)

De forma similar a como las preposiciones tienen término (sin que nadie lo advirtiera) y forman junto con él un grupo preposicional, también pueden tenerlo las conjunciones subordinantes (si nadie lo advertía) y formar con él un grupo conjuntivo. Dicho grupo se denomina también oración en la gramática tradicional, a la vez que se aplica este mismo término solo a la expresión subrayada. El concepto de grupo conjuntivo (aceptado hoy por algunos gramáticos, pero no por otros) ha sido extendido a las conjunciones coordinantes, lo que da lugar a segmentaciones como [Juan] [y Pedro], en lugar de la más habitual [Juan] [ y] [Pedro]. Uno de los argumentos que se suelen aducir a favor de esa extensión es el hecho de que puede comenzarse un período con las conjunciones y o pero, lo que sugiere que forman un segmento sintáctico con el término: Y el anciano controla la intención de sus ojos. Y ella también (Chacón, Voz); Siempre fue altanera la Sofía y dicen que alguna vez guapa. Pero yo lo dudo (Mastretta, Vida). Estos grupos sintácticos pueden constituir turnos discursivos (Y Luisa también lo duda podría constituir una apostilla, por ejemplo) y también ser aislados como incisos, como en Podría considerarse halagador, o por lo menos reconfortante, que los reclamos de los capitalistas foráneos no estén relacionados como tradicionalmente ocurría con la inestabilidad institucional (Prensa [Arg.] 17/5/1992). 

Algunas conjunciones subordinantes parecen admitir términos no oracionales. Así ocurre con que (menos frío que antes), como (tan ricos como nunca), cuando (cuando la guerra, asimilable en alguna medida a las preposiciones), si (La reunión, si no amena, al menos fue útil), si bien (El terreno, si bien largo, era insuficiente) y aunque: Es tarea, obligada, aunque sin duda ingrata, enfrentarse cuidadosamente a esta peculiar combinación de humanidad y ciencia (Sánchez Ron, Ciencia). Cabe añadir excepto (excepto tú), aunque es inestable la inclusión de esta voz, que admite infinitivos, entre las conjunciones subordinantes o las coordinantes. Los grupos sintácticos formados por las conjunciones subordinantes más una oración con verbo en forma personal pueden constituir también enunciados no dependientes, por ejemplo en las expresiones exhortativas o desiderativas: ¡Que te calles!; ¡Si tuviéramos suerte!; ¡Como si yo lo supiera!

Las conjunciones subordinantes no admiten pausa ante la oración que introducen, salvo cuando intercalan algún inciso, como en Dijo que, mientras viviera, no se tocaría el dinero. No aparecen tampoco en posición final absoluta ni en incisos. Estas propiedades permiten distinguirlas de los adverbios o expresiones adverbiales que funcionan como conectores o marcadores discursivos, y establecen alguna conexión semántica entre las oraciones que los contienen y el discurso previo. Así, el significado concesivo de la locución adverbial con todo es similar al de la conjunción aunque, pero, a diferencia de ella, puede aparecer entre pausas (Nadie, con todo, estaba enterado ~ *Nadie, aunque, estaba enterado) o en posición final de la oración (Nadie estaba enterado, con todo ~ *Nadie estaba enterado, aunque). En la tradición se solían analizar como conjunciones muchas partículas cuyo comportamiento es similar al de con todo. La mayor parte de ellas se consideran actualmente adverbios o locuciones adverbiales que funcionan como conectores discursivos de diversos tipos. 

El grupo más numeroso de conjunciones subordinantes está constituido por las locuciones conjuntivas. Reciben esta denominación las expresiones compuestas por dos o más términos que funcionan como una sola conjunción. Son escasas las locuciones conjuntivas coordinantes, como o bien o así como, pero son muy numerosas las subordinantes.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: