Рекламный блок

Coordinación copulativa y concordancia

Como se señaló en Aspectos formales e interpretativos, los grupos nominales coordinados se comportan como expresiones nominales en plural, con la repercusión consiguiente en la concordancia con el verbo y con los atributos y complementos predicativos: Laura y Claudia {juegan ~ están} juntas. En los apartados siguientes se analiza la concordancia de los elementos que comparten un mismo grupo. 

Cuando se coordinan dos sustantivos en singular sin determinante que comparten un adjetivo pospuesto, este aparece en plural con el género que corresponde a los sustantivos, si es el mismo en los dos (fonética y fonología españolas, humor e ingenio portentosos), o la forma plural del masculino si es diferente (sombrero y corbata negros, usos y costumbres ajenos). Se observa un comportamiento similar cuando el adjetivo es compartido por dos grupos nominales, cada uno con su determinante (el rey y la reina juntos, un entusiasmo y una energía contagiosos). No obstante, puede aparecer también el singular cuando se da una estrecha relación de sentido entre los dos nombres y estos presentan el mismo género, como en la lengua y la cultura alemana, una habilidad y una paciencia extraordinaria. Se recomienda prestar atención a las construcciones ambiguas que pueden provocar los adjetivos compartidos que carecen de marcas distintivas de género. Así, la oración Esto les gusta a los hombres y a las mujeres jóvenes puede segmentarse en la forma Esto les gusta [a los hombres y a las mujeres] [jóvenes], pero también en la forma Esto les gusta [a los hombres] y [a las mujeres jóvenes], con la diferencia de significados esperable. 

Es posible coordinar dos sustantivos de modo que compartan un único determinante en singular, como en el uso y abuso de las drogas (no *los uso y abuso de las drogas). Pueden coordinarse también en plural compartiendo igualmente un determinante, como en los avisos y advertencias. Son muy infrecuentes las combinaciones en las el determinante concuerda en número solo con el primer miembro del grupo, como su mérito y esfuerzos, con la excepción de ciertas fórmulas fijadas (su esposa e hijos). En cambio, el determinante puede concordar en género con el primero de los sustantivos coordinados, como en el estudio y descripción (o la descripción y estudio) de los seres vivos, las novelas y cuentos de Carlos Fuentes. 

Cuando se coordinan dos sustantivos en singular que comparten determinante también en singular, la concordancia con un adjetivo se hace en singular si ambos sustantivos se refieren a un único individuo, como en mi amigo y colega valenciano. Esta pauta se extiende a los casos en los que no hay identidad de referente, pero sí una estrecha relación de sentido entre los elementos coordinados, como en nuestro pasado y presente cultural, su tono y timbre específico, la lengua y cultura alemana. Cuando no hay identidad de referente en sentido estricto se documenta también la concordancia en plural: la lengua y cultura alemanas. No obstante, el singular evoca con más fuerza la identificación conceptual de los elementos coordinados, y en consecuencia la referencia a una sola entidad. 

El comportamiento de los adjetivos antepuestos que son comunes a dos sustantivos coordinados es similar al de los determinantes. Así, el adjetivo solo se construye en plural si son plurales los dos sustantivos a los que modifica ( grandes tormentas y aguaceros); de lo contrario aparece en singular concordando en género con el más próximo: Fue tratado con profunda admiración y cariño; La reunión fue en el mismo día y hora. Las excepciones suelen corresponder a fórmulas fijadas: sus desconsolados esposa e hijos. 

Los adjetivos relacionales y los grupos preposicionales que se les asimilan no se coordinan con los adjetivos calificativos (véanse Adjetivos restrictivos y adjetivos no restrictivos para estos conceptos): *pesca submarina y arriesgada, *libros de matemáticas y de poco valor. Cuando se coordinan entre sí adjetivos relacionales (elefantes asiáticos y africanos) o clasificativos (los vinos joven y añejo) se hace referencia a grupos distintos de personas, animales o cosas, de modo que la expresión los embajadores inglés, francés y alemán alude a tres embajadores. Esta pauta no es usual, en cambio, con adjetivos calificativos coordinados y en plural, que suelen hacer referencia a un mismo grupo de seres al que se atribuyen conjuntamente dos o más cualidades, como en los compañeros simpáticos e inteligentes o en novelas largas y apasionantes. Los ordinales y los posesivos pospuestos se comportan como los adjetivos relacionales. Así, se hace referencia a dos filas en las filas primera y segunda; a tres grados en los grados cuarto, quinto y sexto, y a dos propuestas en las propuestas tuya y mía

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: