Рекламный блок

Conjunciones subordinantes y locuciones conjuntivas

La mayor parte de las conjunciones subordinantes son en realidad locuciones conjuntivas, y constan, por tanto, de más de una palabra. Aunque algunas responden a otros esquemas (por ejemplo, siempre y cuando), buena parte de ellas se forman mediante la conjunción que combinada con preposiciones, adverbios, grupos nominales u otras categorías. Se exponen a continuación las pautas más frecuentes. 

«Preposición + que». Esta pauta corresponde a porque y para que. Era habitual en la tradición reinterpretar como conjunciones subordinantes casi todas las combinaciones de preposición o locución prepositiva seguida de la conjunción que. La sintaxis de porque y para que mantiene en buena medida la estructura de los grupos preposicionales encabezados por las preposiciones por y para. De hecho, la subordinada sustantiva introducida por la conjunción que alterna con oraciones de infinitivo y con pronombres, como en para {que venga ~ venir ~ eso}. Del mismo modo pueden entenderse sin que (sin {que coma ~ comer ~ eso}) y pese a que (pese a {que se fue ~ haberse ido ~ ello}). Sobre la posibilidad de interpretar que como adverbio relativo en desde que y hasta que, véanse Principales usos de las preposiciones

«Adverbio + que». Esta pauta da lugar a la conjunción aunque, así como a numerosas locuciones conjuntivas como bien que, mal que, maguer(a) que, malgrado que, siquiera que, ahora que, así que, enseguida que, luego que, mientras que, ya que y la antigua pues que (‘puesto que’), propia de la lengua literaria en español actual. Cabe añadir siempre que en la interpretación condicional, no tan claramente en la temporal. Algunos autores agregan a esta serie antes que y después que, pero tal adición presenta problemas. No se consideran locuciones aparte de que, encima de que, además de que y otras combinaciones similares que siguen la pauta «adverbio + grupo preposicional». 

«Sustantivo o grupo nominal + que». Es muy rara esta pauta cuando está formada con un solo sustantivo. Corresponde a ella la locución cosa que (‘de modo que’), registrada en la lengua popular de Nicaragua y otros países centroamericanos: Ándate temprano, cosa que te encuentre cuando yo llegue. Más habitual es la combinación con un grupo nominal, como en una vez que, toda vez que o cada vez que. 

«Participio + que». Este tipo constituye el resultado de reanalizar (en el sentido de asignar a una secuencia otra estructura como resultado de una segmentación diferente) las construcciones absolutas. Se ajustan a esta pauta algunas locuciones conjuntivas causales del español actual: puesto que, supuesto que, dado que, visto que

«Preposición + sustantivo o grupo nominal + que». Se construyen con sustantivo numerosas locuciones conjuntivas, como a medida que, de forma que, de manera que, de modo que, de suerte que. Estas locuciones conjuntivas no suelen admitir que un infinitivo ocupe el lugar de la oración introducida por la conjunción que (a medida {que llegan ~ *llegar}). Se forman según la misma pauta, pero con un grupo nominal, a la vez que, a la par que, al par que. Estas locuciones expresan simultaneidad, pero también concomitancia o acción paralela: Montó en la limusina a la par que saludaba con la mano (Caballero Bonald, Pájaros). A la vez y a la par también se usan como locuciones adverbiales. Son propias del habla coloquial las locuciones a la que (‘en cuanto’) y en lo que (‘mientras que, en el tiempo en que’). No obstante, son escurridizos los límites entre estas locuciones temporales y los adverbios relativos. 

«Preposición + sustantivo + de + que». Suelen incluirse en este grupo las expresiones en vista de que, a causa de que, a pesar de que, en razón de que, en caso de que, a fin de que, a riesgo de que, a sabiendas de que, a consecuencia de que, al objeto de que. Se considera, sin embargo, que algunas de estas expresiones no son propiamente locuciones porque con ellas se pueden formar grupos relativos, como en Se produjo un choque de trenes a consecuencia del cual perdieron la vida quince personas (Tiempo [Col.] 11/1/1987), y también interrogativos, como en ¿{A consecuencia de qué ~ En razón de qué} se ha suspendido la reunión?

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: