Рекламный блок

Conjunciones coordinantes copulativas discontinuas o correlativas

Las conjunciones discontinuas o correlativas son conjunciones coordinantes que forman dos segmentos paralelos dentro de un mismo grupo sintáctico. Así, tanto... como... une dos grupos sintácticos en uno solo, como se ve en Y tanto Raúl como Arturo alzan los brazos (Bryce Echenique, Huerto), donde el grupo subrayado desempeña la función de sujeto. 

Con pocas excepciones, las conjunciones discontinuas se interpretan distributivamente (Aspectos formales e interpretativos). Así, el ejemplo de Bryce Echenique que se cita en el apartado anterior implica ‘Raúl alza los brazos (o el brazo) y Arturo hace lo mismo’. No se forman, por tanto, estas construcciones si el predicado es simétrico o colectivo: *Tanto Luis como Ana viven juntos; *Tanto Martínez como Pérez son tocayos. 

La construcción discontinua copulativa tanto... como... es siempre bimembre y se usa a menudo para marcar explícitamente la interpretación exhaustiva de un conjunto, es decir, para subrayar que la coordinación agota las opciones posibles. Los grupos coordinados pueden añadirse, a modo de aposición explicativa, a otros que expresan el conjunto al que pertenecen los términos que se coordinan, como en Apoyaron la reforma todos los diputados, tanto los del Gobierno como los de la oposición. La conjunción tanto... como... puede coordinar grupos preposicionales pero no términos de preposición, de modo que es aceptable la secuencia Se preocupa tanto por su trabajo como por su familia, pero no *Se preocupa por tanto su trabajo como su familia. Los grupos nominales formados por esta conjunción no comparten determinante (*su tanto jefe como amigo). Resulta asimismo preferible coordinar con ella grupos verbales en lugar de verbos. Es, en efecto, más natural un taller en el que tanto limpian coches como los arreglan que un taller en el que tanto limpian como arreglan coches. 

La conjunción discontinua tanto... cuanto... es más culta que tanto... como..., pero ambas se usan por igual en la lengua escrita. En Su idilio sería tronchado por un escopetazo de la viuda que le volaría tanto la florida lengua cuanto los íntimos sesos (Skármeta, Cartero), el complemento directo de volaría es tanto la florida lengua cuanto los íntimos sesos, grupo nominal coordinado discontinuo o correlativo. 

Es también copulativa la conjunción discontinua ni... ni..., si bien se neutraliza el significado de ni y el de o en algunos contextos. La conjunción ni puede unir dos elementos repitiéndose delante de cada uno de ellos, pero también omitiendo la primera aparición: Jamás hablaba (ni) de su familia ni de su trabajo. En cualquier caso, los grupos coordinados con ni en posición posverbal exigen una negación preverbal: Nunca escribe ni llama; Ni escribe ni llama; *Escribe ni llama. 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: