Рекламный блок

Principales perífrasis modales de infinitivo

«Deber + infinitivo» y «deber de + infinitivo». Suele analizarse la primera como radical y la segunda como epistémica. Así, Debes beber mucha agua expresa, en principio, un consejo o una obligación, mientras que Debes de beber mucha agua transmite una conjetura del hablante, es decir, la manifestación de una probabilidad inferida. No obstante, el uso de «deber + infinitivo» para expresar conjetura está sumamente extendido incluso entre escritores de prestigio: 

Es verdad que nadie ha estado en ese cuarto por lo menos en un siglo —dijo el oficial a los soldados—. Ahí debe haber hasta culebras (García Márquez, Cien años); Debe hacer mucho frío en la calle, entonces un coñac doble (Cortázar, Rayuela); No debes haber llegado hace mucho, imagino (Guelbenzu, Río). 

Este uso se registra también en textos antiguos. Como perífrasis de obligación se recomienda la variante sin preposición, esto es «deber + infinitivo». Aun así, «deber de + infinitivo» también se documenta en textos, clásicos y contemporáneos, con este valor. 

«Tener que + infinitivo». En su uso epistémico expresa una inferencia certera o una conclusión palmaria, como en La idea de Dios, por consiguiente, tiene que haber sido puesta en mí por algún ente superior (Marías, Historia). En su uso radical o personal indica obligación, al igual que «deber + infinitivo», generalmente presentada como necesidad externa inevitable o impuesta por las circunstancias, de tal forma que el sujeto no puede sustraerse a ella: Si no se comporta tendré que medicarle (Cabal, Briones). Por otra parte, mientras que la obligación expresada por «deber + infinitivo» está en consonancia con lo generalmente deseable o con normas aceptadas que así lo imponen, no ocurre igual con la idea de obligatoriedad que transmite «tener que + infinitivo». Podría decirse, por ejemplo, Las autoridades a veces tienen que cometer actos ilegales si se quiere expresar que se ven forzadas a ello, pero sería más extraña la variante 1⁄4 deben cometer actos ilegales, porque expresaría que cierta norma superior exige una conducta ilícita. Cuando el auxiliar está en pretérito perfecto simple, se entiende que la acción se realizó efectivamente, lo que se deduce del carácter inevitable de la obligación expresada por tener. Se percibe pues, cierta contradicción en Tuvo que marcharse, pero no se marchó, que no se detecta en Debió marcharse, pero no se marchó. 

«Haber de + infinitivo». Admite igualmente usos radicales y epistémicos. En el uso radical expresa obligación, como en Maya pensando cómo se justifican las pesetas que hemos de darle a Máximo Estrella (Valle-Inclán, Luces); en el epistémico, poco frecuente fuera de los textos literarios, manifiesta alguna inferencia que se considera probable y se construye sobre todo con infinitivo compuesto, como en Le han de haber encargado [‘Seguramente le han encargado’] que viniera a quitarme el sueño (Rulfo, Pedro Páramo). Empleada como perífrasis radical, desemboca a menudo en una interpretación puramente prospectiva, cercana a la de «ir a + infinitivo». Este uso, muy frecuente en la lengua clásica, es hoy característico del español americano, en el que las perífrasis temporales y de obligación van desplazando al futuro: 

Y no he de deciros ['no os diré'] más, que esta ofrenda espero que baste para quien tiene calidad y entendimiento (Ruiz Alarcón, Verdad ); Tanto se me da, que en todas maneras, sé que de pobre no he de salir (Miras, Brujas); Con la venia de Nguenechén Nuestro Señor, no he de tardar (Labarca, Butamalón). 

La interpretación prospectiva tampoco está ausente de los usos epistémicos. Se añade en estos casos la suposición de que es inevitable el estado de cosas que se describe: Yo lo vi, con estos ojos que se ha de comer la tierra (Mendoza, Verdad). La perífrasis «haber de + infinitivo» no puede ir precedida de ninguna otra: Debió de {tener que ~ *haber de} irse. 

«Haber que + infinitivo». Expresa también obligación, como en Hay que apurarse. Esta perífrasis, siempre radical o personal, es considerada predicado complejo no perifrástico por algunos autores. El verbo auxiliado se predica en ella de grupos nominales cuyos referentes están dotados de intención o voluntad. A esta restricción cabe atribuir contrastes como {Tiene ~ *Hay} que llover más. Se recomienda evitar en esta construcción la anteposición de los pronombres átonos. Se prefiere, pues, Había que comprarlo a Lo había que comprar. También se recomienda usar en ella los verbos pronominales con enclíticos de tercera persona (Hay que marcharse) y evitar los de primera persona de plural (Hay que marcharnos). Más que obligación en sentido estricto, la perífrasis indica en ciertos contextos que el hablante acepta como inevitable la situación que se expresa: Ya es imposible guardar esto secreto, habrá que dar un comunicado oficial (Vargas Llosa, Conversación). 

Las perífrasis modales de obligación descritas en los apartados anteriores están sujetas a los efectos de la llamada negación anticipada. Si las precede el adverbio no, este puede negar en ocasiones la obligación que se expresa. En efecto, la expresión subrayada en No, cielo, no tienes que hacer nada. Simplemente mostrarte como eres (Marsé, Teresa) equivale a 'No tienes la obligación de hacer nada'. En cambio, en No tienes que preocuparte no se niega propiamente una obligación (no > tener que), sino más bien el predicado que introduce el verbo auxiliado (tener que > no). Es similar la interpretación que corresponde a No tienen que pararse a escuchar, sino entren a despartir la pelea, o a ayudar a mi amo (Cervantes, Quijote I), donde se indica la obligación de no pararse. 

«Poder + infinitivo». Usado como modal radical, poder expresa capacidad, facultad o habilidad, como en Ya puedo mover la mano o en un material que puede resistir muy altas presiones, pero también permiso, como en ¿Puedo pasar? o en Puedes venir a visitarme cuando lo desees. Las preguntas sobre la capacidad del interlocutor en relación con algo se suelen interpretar discursivamente como peticiones: ¿No podrías irte a vivir a casa de tu tía Rosario? (Aub, Calle). La perífrasis «poder + infinitivo» expresa conjetura en su interpretación epistémica y alterna con las locuciones puede que y puede ser que. Así, el contenido de En el mundo puede haber varios millones de minas terrestres es muy similar al de Puede (ser) que en el mundo haya varios millones de minas terrestres. 

«Venir a + infinitivo». En su interpretación aproximativa expresa verosimilitud, al igual que parecer. Se construye a menudo con verbos de estado, como en La carencia o el exceso venían a significar lo mismo (Etxebarria, Beatriz), o en Yo le dije que no, que creía que el cuerpo y el alma, tan traídos y llevados, venían a ser una misma cosa (Martín Gaite, Visillos), pero también se documenta con verbos que expresan acciones puntuales, especialmente si se aportan datos, cálculos o mediciones, como en Dormía siempre hasta que el sol comenzaba a recalentar el techo de su cabaña, lo cual venía a ocurrir sobre las nueve de la mañana (Vázquez-Figueroa, Tuareg). 

«Parecer + infinitivo» y «querer + infinitivo». Suelen considerarse semiperífrasis (Semiperífrasis y construcciones no perifrásticas) porque no muestran todos los rasgos característicos de las perífrasis. La primera solo admite el sentido epistémico, por lo que no puede ir precedida de un auxiliar radical (Características de las perífrasis modales de infinitivo): Has de (*parecer) tener razón. Por el contrario, el verbo querer solo admite el sentido radical en las semiperífrasis que forma (Semiperífrasis y construcciones no perifrásticas​​​​​​​). No se construye, por tanto, con los verbos que no designan capacidades o disposiciones de los individuos (*Quiere haber más participación en la empresa) ni con los impersonales en general, salvo con alguno de los que denotan fenómenos atmosféricos (Quiere llover). En este caso adquiere un sentido de inminencia, semejante al de «ir a + infinitivo». La interpretación inminencial es posible en oraciones con sujeto explícito, incluso personal, en zonas del área andina: Me quiero resfriar ‘Me voy a resfriar’, Te quieres enfermar ‘Te vas a enfermar’. 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: