Рекламный блок

Clases de perífrasis verbales

Atendiendo a la forma no personal del verbo que el auxiliar elige, las perífrasis verbales se dividen en perífrasis de infinitivo, de gerundio y de participio. Algunos de los auxiliares pueden combinarse con formas no personales distintas, siempre con diferencias de significado. Así, ir se combina con infinitivo, gerundio y participio (ir a envolver ~ ir envolviendo ~ ir envuelto), mientras que estar y llevar solo con gerundio y participio (Está estudiando todo el día; El asunto está estudiado; Lleva viviendo aquí diez años; Lleva acoplado un micrófono), etc. 



Con los esquemas perifrásticos se expresan en español un gran número de nociones temporales y aspectuales que otras lenguas expresan mediante perífrasis diferentes, o bien a través de partículas, morfemas verbales, adverbios u otros recursos. Es posible, por tanto, clasificar las perífrasis en función de la aportación semántica que a ellas hace el auxiliar. Suele así hablarse de perífrasis modales y tempoaspectuales. Las primeras expresan informaciones de diverso tipo relacionadas con la modalidad, fundamentalmente capacidad, posibilidad, probabilidad, necesidad y obligación. Son perífrasis modales «deber + infinitivo», «deber de + infinitivo», «tener que + infinitivo», «poder + infinitivo», etc. Las informaciones aportadas por las segundas afectan, en cambio, más directamente al tiempo y al aspecto. 



Entre las perífrasis tempoaspectuales cabe distinguir aquellas en las que predominan los rasgos temporales, como «ir a + infinitivo» (Voy a decirte una cosa) o «acabar de + infinitivo» cuando expresa anterioridad reciente (El patrón acaba de salir), pero también las que denotan hábito («soler + infinitivo») o repetición («volver a + infinitivo»: Hace poco volví a leer el Quijote). Predomina, en cambio, la noción de aspecto en las llamadas perífrasis de fase o fasales. Tales perífrasis aluden a los diversos estadios que se pueden considerar en un proceso. Las perífrasis de fase pueden agruparse como sigue: 



De fase preparatoria o de inminencia: «estar por + infinitivo», «estar para + infinitivo», «estar a punto de + infinitivo», etc. 



De fase inicial o incoativas: «empezar a + infinitivo», «comenzar a + infinitivo», «ponerse a + infinitivo», «entrar a + infinitivo», etc. 



Cursivas: «estar + gerundio», «ir + gerundio», «seguir + gerundio», etc.

Terminativas: «dejar de + infinitivo», «cesar de + infinitivo», «acabar de + infinitivo», «terminar de + infinitivo», etc. 



Predomina también el aspecto en las perífrasis escalares o seriales. Mientras que empezar a leer un libro expresa el ingreso en la acción de leer un libro (perífrasis de fase), empezar leyendo un libro sitúa esa acción al comienzo de una serie de acciones (perífrasis escalar o serial). Contrastan de forma similar terminar de leer un libro y terminar leyendo un libro. La escala que estas perífrasis constituyen o implican está orientada en función de la valoración implícita de las situaciones, y a menudo teniendo en cuenta lo que se considera esperable o inesperado. Son asimismo perífrasis escalares las subrayadas en los ejemplos siguientes: 



No alcanzaba a leer la letra mediana; Se mareó, se cayó por las escaleras y fue a golpearse en la nuca; Acabó pidiendo limosna por las calles; La cruda realidad ha venido a poner las cosas en su sitio; Anda hablando de un asunto raro; Llevo revisados veinte informes. 



Son raras las perífrasis modales que interfieren con las tempoaspectuales, y viceversa. Las posibles divisiones dentro de las segundas son, en cambio, mucho más polémicas. Este desacuerdo se debe, por un lado, a que los rasgos que separan unos grupos de otros pueden estar presentes únicamente en ciertos usos de las perífrasis encuadradas en cada uno de ellos; por otro lado, a que los límites entre algunas de las clases no son claros, ya que ciertas perífrasis expresan información temporal o aspectual simultáneamente. 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: