Рекламный блок

Características de las perífrasis modales de infinitivo

Suelen distinguirse dos tipos de perífrasis modales en función de si expresan modalidad radical o personal por un lado, o modalidad epistémica, impersonal o proposicional por otro. En la primera se atribuye a la entidad designada por el sujeto cierta capacidad, obligación, voluntad o disposición en relación con algo. Por ejemplo, en la oración No puedo ponerme estos pantalones porque me quedan chicos se niega cierta capacidad del hablante. En la modalidad epistémica se presenta, por el contrario, como objetivamente necesario, posible o probable, a juicio del que habla, algún estado de cosas. Así, cuando se dice Luisa debe de haberse comprado un coche, no se alude a las capacidades o los deseos de Luisa, sino al grado de certidumbre que el hablante tiene respecto del hecho enunciado, en este caso la compra del coche por parte de Luisa. No es infrecuente que se pueda obtener más de una interpretación en ciertos casos, como en El ladrón no pudo entrar por la ventana. Las perífrasis que expresan modalidad epistémica dan lugar a paráfrasis con oraciones, lo que explica el término proposicional con el que a veces se designa este tipo de modalidad. Así, El ladrón no pudo entrar por la ventana equivale, en su interpretación epistémica, a ‘No puede ser cierto que el ladrón entrara por la ventana’. En la interpretación radical o personal se niega, en cambio, una facultad, por lo que sería adecuada una paráfrasis como ‘Careció de capacidad, habilidad o permiso para realizar tal acción’. 



Como la modalidad radical se predica de un sujeto (El atleta puede levantar trescientos kilos), es incompatible con las construcciones que carecen de él (Puede hacer frío) o con las que poseen sujetos a los que no se atribuyen, por su naturaleza, capacidades, disposiciones o intenciones. Se exceptúan ciertos casos referentes a fenómenos atmosféricos. Por el contrario, en la modalidad epistémica no se impone condición alguna al sujeto gramatical de la construcción, en caso de que exista, en tanto en cuanto se aplica a un contenido proposicional: Parece haber muchas dificultades; Puede ocurrir una catástrofe en cualquier momento; Debería (de) hacer mejor tiempo estos días, etc. 



Algunos auxiliares están limitados a una de las dos modalidades. Así, querer se comporta como los modales radicales en las semiperífrasis que forma (Semiperífrasis y construcciones no perifrásticas), mientras que parecer seguido de infinitivo lo hace como los modales epistémicos. Otros verbos auxiliares pueden admitir la lectura personal o la impersonal según los casos. En efecto, se expresa la modalidad personal o radical en Tengo que trabajar esta tarde o en Puede hablar ruso sin dificultad, pero corresponde en cambio la epistémica a Tiene que haber sido por el calor o a Puede hacer mucho frío en invierno. 



Cuando se combinan sucesivamente dos auxiliares modales, ambos pueden ser radicales, como en Tienes que poder estar aquí a las cuatro en punto, pero puede suceder que el primero sea epistémico y el segundo radical, como en El perro debió de querer abrir la puerta o en Debe haber algún tratamiento, inyecciones, algo, tanta brutalidad debe poder curarse (Vargas Llosa, Conversación). No pueden combinarse consecutivamente, en cambio, dos modales epistémicos (*Puede parecer hacer mucho frío), ni un modal radical seguido de un epistémico (*El perro quiso deber de abrir la puerta). 



Los modales epistémicos son compatibles con la noción de anterioridad, ya que la certidumbre o la posibilidad pueden referirse a un estado de cosas pasado. No es normal, en cambio, predecir un estado de certidumbre o de posibilidad futuras. Los modales radicales, por su parte, están generalmente orientados hacia el futuro, por cuanto las capacidades, las obligaciones y los deseos expresan contenidos que se aplican a situaciones de naturaleza prospectiva. Esta diferencia de orientación explica, entre otras propiedades, el diferente comportamiento de los modales radicales y de los epistémicos ante el infinitivo compuesto: los segundos lo admiten construidos en presente (Puedo haberlo escrito; Puedes haberte equivocado), pero los primeros se rechazan en este contexto. En cambio, si el auxiliar modal aparece en pasado, el infinitivo compuesto es admisible con los dos tipos de verbos. Con los modales radicales se interpreta como contrafactual, mientras que con los epistémicos tal interpretación no es forzosa. En efecto, de Pudimos habernos quedado en Inglaterra (con modal radical) se infiere ‘No nos quedamos’, mientras que de El país pudo haber sido poblado por migraciones procedentes del norte no se sigue necesariamente ‘No fue poblado’. La diferencia de orientación explica también que los modales radicales puedan aparecer precedidos por la perífrasis «ir a + infinitivo», como en Creo que vas a tener que venir, construcción que tienden a rechazar los auxiliares epistémicos: Si llegas tarde, los presentes van a (*deber de) molestarse. 



Otra diferencia importante entre los modales radicales y los epistémicos es el hecho de que los últimos no contienen su propia localización temporal. En efecto, si la forma pudo se interpreta como modal radical o personal en Ayer el ladrón no pudo entrar por la ventana, aludirá a cierta capacidad pasada de una persona. En cambio, si la interpretación es epistémica, pudo aludirá a una conjetura actual relativa a un hecho pasado, lo que explica que sea apropiada la forma verbal de presente que se subraya en la perífrasis No es posible que entrara por la ventana. 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: