Рекламный блок

El infinitivo entre las formas no personales del verbo

Se denominan formas no personales del verbo (también no conjugadas, no finitas, derivados verbales o verboides) el infinitivo (amar), el gerundio (amando) y el participio (amado). Las tres tienen en común una morfología especial, puesto que carecen de la flexión de persona, de tiempo y de modo y, salvo el participio, también de número. Como se señala en Organización de los paradigmas verbales, las marcas formales que caracterizan al infinitivo, gerundio y participio de los verbos regulares son, respectivamente, -r, -ndo y -do (da / dos / das) precedidas, en todos los casos, por la vocal temática propia de cada una de las conjugaciones. El infinitivo y el gerundio admiten formas compuestas (haber cantado y habiendo cantado, respectivamente), de las que carece el participio. Entre el infinitivo, el gerundio y el participio existen, por otra parte, diferencias aspectuales: el participio tiene valor perfectivo y el gerundio, durativo, mientras que el infinitivo es neutro a este respecto, salvo en su forma compuesta. En efecto, la expresión queso elaborado en Zamora alude a un queso que ya ha experimentado el proceso que elaborar indica; elaborando queso en Zamora remite al proceso en curso, y elaborar queso en Zamora no aporta información acerca de si el proceso está en curso, ya ha sucedido o aún ha de tener lugar. 

 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: