Рекламный блок

Modo y modalidad

El modo constituye una de las manifestaciones de la modalidad. De acuerdo con la tradición, el modo revela la actitud del hablante ante la información suministrada, es decir, su punto de vista sobre el contenido de lo que se presenta o se describe. Se suele reconocer hoy, sin embargo, que aun siendo útil, el concepto de "actitud" es impreciso. También son útiles —se piensa—, pero tal vez demasiado abarcadoras si se han de aplicar a todos los contextos sintácticos, las oposiciones semánticas que se han establecido para explicar la diferencia entre el indicativo y el subjuntivo: certeza / incertidumbre, realidad / virtualidad o irrealidad, actualidad / no actualidad, compromiso del hablante con la veracidad de lo que afirma / ausencia de aserción. Así, en ciertos contextos sintácticos que dejan en suspenso la veracidad de la información proposicional se prefiere el indicativo, a diferencia de lo que sería de esperar, como sucede en Depende de si hace o no buen tiempo; Cabría pensar que el Gobierno oculta algo; Quiero suponer que has obtenido una buena calificación. Por otro lado, se expresan hechos considerados reales (en el sentido de no hipotéticos) en oraciones con verbo en subjuntivo, como en No me gusta que se porte así; Siento mucho que te hayas roto el brazo; Le dieron el premio aunque no se lo mereciera, entre otras muchas similares. En este capítulo se analizará la naturaleza de la flexión modal del verbo como categoría de la gramática, así como los factores que la determinan contextualmente. 

La categoría del modo se caracteriza por presentar una amplia gama de valores gramaticales. En efecto, se usa para establecer ciertos actos verbales, como muestra el contraste entre No se molesta, que describe un estado de cosas, y No se moleste, que constituye una petición. También se emplea para determinar el grado de compromiso del hablante con lo que afirma (Sé que escribe frente a Dudo que escriba), y para marcar obligadamente el régimen que corresponde a las oraciones que complementan a determinados predicados, como en Sé que {escribe ~ *escriba} o Me pide que le {*escribo ~ escriba}. Con el modo se indica también la (in)especificidad del grupo nominal indefinido: un diccionario que me {resulta ~ resulte} útil, así como el ámbito de la negación y, por tanto, también su foco: No aceptó el trabajo porque le {hicieron~hicieran} otra oferta económica. Estos factores presentan características gramaticales muy diferentes que con dificultad podría abarcar un solo concepto, sea el de «actitud» u otro distinto. 

Es polémica la cuestión de si el modo es una categoría informativa. Lo es, en efecto, cuando existe alternancia modal, como indica la diferencia de significado entre las dos opciones que se presentan en lo que tú {digas~dices} o en aunque no {estoy ~ est‹é} de acuerdo. Es menos clara la respuesta en los casos en que el modo está regido sin posibilidad de alternancia: Le pedí que me {escribiera ~ *escribía}. Aun así, el régimen constituye una forma de compatibilidad o de congruencia semántica. En Deseo que me escriba, el estado de cosas inexistente que la oración de subjuntivo designa está en consonancia con la naturaleza irreal, no factual y generalmente prospectiva que caracteriza lo que se desea.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: