Рекламный блок

Los modos del verbo español

En su sentido estricto, los modos representan paradigmas flexivos, aun cuando sean a veces defectivos o incompletos, o puedan coincidir con elementos de otros paradigmas. Este criterio permite delimitar en español tres modos: imperativo, indicativo y subjuntivo. 

El imperativo ha sido considerado una variante del subjuntivo independiente o no regido, pero varios argumentos indican que constituye un paradigma modal diferenciado. Así, si bien algunas formas del imperativo tienen correspondencia en el subjuntivo, como Venga usted aquí inmediatamente, otras son exclusivas de ese modo (sal, ven, ten, vamos, salid o salí). Las oraciones que presentan ambos modos se distinguen también en la posición del sujeto y de los pronombres átonos, así como en el comportamiento de la negación. El imperativo, por otra parte, no aparece en contextos de subordinación, debido a que otorga fuerza ilocutiva de orden, petición o ruego al enunciado.  

Los llamados usos modalizados de los tiempos no se consideran aquí modos distintos, aunque tales usos de los tiempos verbales conllevan rasgos de naturaleza modal. Por ejemplo, el llamado futuro de conjetura se interpreta como presente de incertidumbre: Serán las tres de la tarde equivale, de manera aproximada, a «Son probablemente las tres de la tarde» (El futuro de conjetura). El condicional (Caracterización deíctica. Relaciones con CANTARÉ. El condicional de conjetura) presenta un uso semejante en Serían las tres de la tarde («Eran probablemente las tres de la tarde»), y también puede expresar cortesía (¿Tendría usted cambio de mil pesos?), además de otros contenidos modales. Se considera, sin embargo, que estos tiempos siguen perteneciendo al indicativo y no constituyen modos distintos. 

La flexión de modo está asociada estrechamente a la de tiempo, número y persona. Los tiempos del subjuntivo carecen de algunas de las distinciones morfológicas propias de los del indicativo. Así, el pretérito del subjuntivo cantara o cantase cubre los contenidos que en el indicativo se expresan por la oposición «canté – cantaba», y la forma cante del presente del subjuntivo neutraliza la de «canto – cantaré». También las personas del subjuntivo están más restringidas que las del indicativo. La referencia de la tercera persona del singular de regresará (indicativo) en Dice que regresará pronto puede coincidir o no con la del sujeto de dice (puede, pues, hablarse de dos individuos distintos o de la misma persona). Por el contrario, la referencia de la tercera persona de regrese (subjuntivo) en Desea que regrese pronto corresponde necesariamente a un individuo distinto del designado por el sujeto de desea.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: