Рекламный блок

Características generales

Los contextos de inducción modal en las oraciones de relativo son algo más laxos que los que caracterizan a las subordinadas sustantivas, y poseen mayor complejidad. Mientras que en las subordinadas sustantivas es habitual que se elija únicamente uno de los dos modos, como en Necesitaba que el libro {*tenía ~ tuviera} fotos, lo normal en las subordinadas de relativo es que sean posibles ambos, aunque con significado distinto, como en Necesitaba un libro que {tenía ~ tuviera} fotos.  La alternancia se da en las oraciones de relativo especificativas o restrictivas. Las explicativas o apositivas, como Los documentos secretos, que estaban debidamente protegidos, no sufrieron daño alguno, no admiten el subjuntivo porque no forman parte, en sentido estricto, del grupo nominal, de forma que el subjuntivo aparecería en ellas sin inductor. No son excepción secuencias como Cuando ya desesperaba de encontrar partenaire y había entrado de lleno en crisis económica, mi madre, que en paz descanse, acudió en mi auxilio (Vila-Matas, Suicidios), ya que el subjuntivo de las oraciones desiderativas puede aparecer sin subordinación. Se explican a continuación las principales distinciones semánticas que intervienen en la elección del modo en las oraciones de relativo especificativas. 

Los grupos nominales se dividen tradicionalmente en definidos o indefinidos (Definición. Clases de artículos) en función del determinante que los encabece. El indicativo suele favorecer la interpretación específica del grupo nominal, mientras que el subjuntivo introduce la inespecífica. Como consecuencia de esa diferencia, la alternancia modal es plenamente significativa en un diccionario que me {sirve ~ sirva}. La primera opción alude a cierto diccionario conocido por el que habla, mientras que la segunda hace referencia a un hipotético diccionario que cumpla la condición que la subordinada de relativo introduce. Solo la segunda es compatible con el cuantificador de indistinción cualquiera (El cuantificador cualquiera​​​​​​​): un diccionario que me sirva, cualquiera que sea. 

Los conceptos de «definitud» e «inespecificidad» no son necesariamente antitéticos (Definición. Clases de artículos), de modo que un grupo definido puede tener una referencia inespecífica, y también al contrario. Resultan, en efecto, naturales secuencias como Veré la película que estén dando a esa hora, sea la que sea (definido e inespecífico) y también Veré una película que me gusta mucho y que darán a las ocho (indefinido y específico). La referencia específica de un grupo nominal, sea definido o indefinido, está asociada con la capacidad de identificar su referente. En estos casos suele suponerse en el hablante el conocimiento de la persona o cosas designadas. Aun así, el tener conocimiento de algo o de alguien no es condición necesaria para que un grupo nominal tenga referencia específica. En efecto, la oración He de buscar a la persona que tiene las llaves contiene un grupo nominal definido y específico, pero podría ser usada con naturalidad por alguien que desconociera a la persona de la que se habla. Además del modo en la subordinada relativa, la sintaxis posee otros recursos para marcar la especificidad o la inespecificidad de un grupo nominal. Así, muchos adjetivos antepuestos favorecen la interpretación específica en los grupos nominales indefinidos. Por ejemplo, la expresión un conocido libro («uno concreto, determinado») es incompatible con el subjuntivo en secuencias como Has de citar en tu trabajo un conocido libro en el que se {habla ~ *hable} de esas cuestiones. En cambio, la posición posnominal admite también la interpretación inespecífica («alguno, el que sea, el que fuere») y, por lo tanto, el modo subjuntivo, como en Has de citar en tu trabajo un libro conocido en el que se {habla ~ hable} de esas cuestiones. 

Los grupos nominales escuetos, en el sentido de "construidos sin determinante ni cuantificador", son inespecíficos, por lo que muestran cierta resistencia a la alternancia modal: sin excusa que {*vale ~ valga}; No escribe novela que no {*alcanza ~ alcance} el primer puesto en las listas de ventas; Necesitamos voluntarios que nos {*ayudan ~ ayuden}. El rechazo del indicativo con sustantivos en singular suele ser firme, mientras que con nombres en plural es posible la alternancia modal en estos contextos: Solo aceptan clientes que {tienen ~ tengan} cuenta en el banco. 

Los grupos nominales de interpretación genérica (Uso genérico del artículo. La genericidad y la relación «artículo – pronombre») —es decir, los que denotan clases de individuos— admiten el indicativo y el subjuntivo en las oraciones de relativo. Así pues, junto a Todo aquel que haya practicado la escritura automática —hasta donde es posible esta tentativa— conoce las extrañas y deslumbrantes asociaciones del lenguaje dejado a su propia espontaneidad (Paz, Arco), es posible decir también Todo aquel que ha practicado la escritura automática [...] conoce... La relativa en subjuntivo convierte en inespecífica la mención del grupo nominal, y caracteriza así a las personas y las cosas designadas con propiedades o condiciones virtuales. Al mismo tiempo, deja en suspenso la existencia de la clase en cuestión proporcionando un significado próximo a «Todo hipotético individuo que…» o a una paráfrasis con el auxiliar poder, como en «Todo aquel que pueda haber practicado…» o en Criticábamos sin cortapisas lo que no nos gustara, «… lo que pudiera no gustarnos». 

También los grupos nominales indefinidos pueden tener una interpretación genérica: Ln sevillano entiende de toros. Cuando en estos contextos genéricos la expresión indefinida está modificada por una subordinada de relativo, se espera el subjuntivo: Un político que no crea en el diálogo no es tal (Hoy [Chile] 25/1/1984). Aun así, se registra a veces el indicativo en esta pauta, incluso en grupos encabezados por cualquiera, que rechaza este modo en contextos no genéricos: En sus viajes sin duda conoció m|s de un hotel así, como cualquiera que recorre la sierra del Perú (Bryce Echenique, Martín Romañ‹a). Asimismo, si bien los grupos nominales encabezados por indefinidos negativos eligen el subjuntivo, como en No había nadie que me {*atendía~atendiera}, los contextos genéricos hacen posible el indicativo: Ningún boliviano que ha dejado a sus seres queridos atrás incurre en la indignidad de olvidarse de ellos (Tiempos 18/9/2000); Sabemos que nadie que estuvo dentro de La Tablada sobrevivió (Proceso [Méx.] 1/12/1996).

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: