Рекламный блок

Relevancia del modo de acción. La oposición CANTÉ / CANTABA

Como se vio en los apartados precedentes, cantaba es un tiempo aspectualmente imperfectivo, por lo que es admitido por predicados atélicos (Julián trabajaba de camarero; Su madre estaba enferma). A los predicados de consecución o logro no les otorga la duración interna de la que carecen, sino que, para cumplir con el requisito de ausencia de delimitación que cantaba requiere, reciben otras interpretaciones, como la llamada cíclica, iterativa o habitual, común a otros predicados télicos: Todos los días {se acostaba temprano~se comía una manzana}. Se designan igualmente situaciones cíclicas a través de las construcciones que se ejemplifican en las siguientes oraciones: 

El médico entraba y salía; Si alguno intentaba romper la armonía impuesta, se le organizaba un consejo de honor (Boadella, Memorias); La niebla surgía de la laguna y del río Ocros todas las mañanas (Alegría, Mundo); [...] en la ventana del comedor donde de niño desayunaba con su madre (Asturias, Presidente). 

En la llamada interpretación narrativa del imperfecto se presenta un hecho acaecido de naturaleza puntual, generalmente como desenlace de otras acciones introducidas secuencialmente: Apretujó mi mano con su mano sudorosa y a los dos días moría (Gómez Serna, Automoribundia). Con el imperfecto de conato, característico asimismo de los predicados télicos, se expresa lo inminente de alguna acción télica situada en el pasado, de cuyo resultado no se informa, como en {Salía ~ Iba a salir} cuando de pronto sonó el teléfono, con el llamado cuando inverso. El imperfecto progresivo presenta la situación en su desarrollo, focalizando un único punto del mismo, como en Tom y los dos mecánicos llegaban a bordo en aquel momento (Regàs, Azul ), por lo que admite con igual facilidad que el de conato el cuando inverso: Se dirigía firmemente hacia la silla de los chales, cuando de pronto escuchó los aplausos (Bryce Echenique, Julius). 

En razón también de sus propiedades aspectuales, y en contraste asimismo con el pretérito simple, el imperfecto rechaza los complementos temporales de delimitación, salvo si se hace referencia a una situación cíclica: Luis estudiaba durante tres horas todos los días; Los sábados bailaban hasta el amanecer. En la mayor parte de los casos se admite cantaba y se rechaza canté en las perífrasis «soler + infinitivo» y «llevar + gerundio»; con los predicados parecer y dar la impresión de algo, ambos sin complemento indirecto expreso o tácito; con el grupo verbal tener {pinta ~ aspecto} de algo; con las locuciones adverbiales por momentos, por días, por meses, así como con las partículas conforme y según: Conforme pasaban las semanas. Los verbos modales admiten las dos formas, pero con cambios notables de significado.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: