Рекламный блок

La relevancia actual de los hechos pretéritos

La relación entre he cantado y canto se sigue de la propia estructura sintáctica de he cantado: «ha [presente del verbo haber] + participio pasado», así como del propio significado del pretérito perfecto compuesto, que el término antepresente refleja con exactitud. Esta relación se manifiesta en varios fenómenos. Se da, en efecto, cierta compatibilidad o concordancia de rasgos deícticos entre el tiempo del auxiliar y algunos demostrativos y adjetivos. Así, este en En este año hemos avanzado mucho, no alterna con ese o aquel, ni los adjetivos presente (En el presente curso han aprobado todo) o actual (En la actual coyuntura, la empresa ha decidido vender) admiten con facilidad el ser sustituidos por pasado o anterior. 

El pretérito perfecto compuesto comparte con canto la posibilidad de referirse a hechos futuros en la llamada interpretación prospectiva (Presentes retrospectivos y prospectivos. Otros usos del presente), que con he cantado es resultativa: Mañana a estas horas, ya han terminado ustedes. En las áreas en las que se prefiere canté para sucesos inscritos en el pasado inmediato, esta opción se extiende a dicha forma: Mañana a estas horas, ya terminaron ustedes. El perfecto comparte asimismo con el presente la posibilidad de denotar situaciones reiteradas, como en Siempre que han podido nos han fastidiado (Mendoza, Ciudad). También puede aludir a situaciones genéricas en construcciones en las que alterna libremente con canto. Estos contextos son característicos de las oraciones condicionales y de las relativas especificativas: Un profesor universitario puede jubilarse si {ha cumplido ~ cumple} los sesenta años; Un profesional que {es ~ ha sido} contratado con un sueldo bajo... Las formas he cantado y canto alternan también en algunas oraciones temporales, como en Se espuma otra vez y cuando ha alcanzado el grado de cocimiento llamado de bola [...] (Esquivel, Agua). 

La llamada presuposición existencial, característica de canto, se extiende a he cantado. Así pues, las oraciones Luis ha estado en Lima y El museo ha sido muy visitado implican, respectivamente, ‘Luis está vivo’ y ‘El museo sigue en activo o no ha sido cerrado’, al igual que Luis es médico implica ‘Luis sigue con vida’ o ‘Luis no ha muerto’. La presuposición existencial puede quedar cancelada en las oraciones atributivas cuando se describe alguna propiedad del sujeto que se considera vigente en la actualidad, como en Iglesias manifestó que Carlos Gardel ha sido el mejor intérprete de tangos (Universal [Ven.] 15/4/1997). Esta oración, que es gramatical, contrasta marcadamente con Einstein ha visitado España en 1923, que resultaría anómala emitida en un año distinto de (con la posible excepción del español boliviano). 

El llamado perfecto de experiencia o experiencial se usa para expresar que cierto suceso ha tenido lugar una o más veces en un período, de duración variable, que puede no indicarse, o bien ser expresado mediante alguno de los siguientes recursos, entre otros: últimamente, en estos tiempos, en estos días, etc.; las fórmulas «a lo largo de grupo nominal cuantitativo temporal», «en lo que va de + sustantivos temporales en singular», «en {más ~ menos} de + grupo nominal cuantitativo temporal» o «{desde ~ hasta} + adverbio o grupo nominal de sentido temporal»: He hablado con él tres veces {en el último mes ~ en lo que va de semana ~ desde enero}. 

Este intervalo puede identificarse también con la extensión total de la vida o la existencia de los participantes en la situación designada, como en Ese es el cumplido más raro que me han hecho nunca (Ruiz Safón, Sombra), donde nunca equivale a ‘en mi vida’. Se omite el modificador temporal ‘en (toda) tu vida’ en Pocas veces te has sentido más feliz (Fuentes, Artemio). Las locuciones adverbiales alguna vez, en alguna ocasión se sobrentienden en las oraciones que describen un único suceso, sea o no único: He subido al Aconcagua; He traicionado a aquellos que me quieren y que me han dado su fe (Rulfo, Pedro Páramo). Estas locuciones ayudan a determinar la interpretación de experiencia. 

El llamado perfecto compuesto continuo (o de aspecto continuo: El aspecto verbal. Sus clases. El aspecto morfológico) hace referencia a una situación pasada, expresada generalmente mediante predicados atélicos, que se prolonga hasta el presente y sigue abierta, en el sentido explicado en Caracterización deíctica. Distribución geográfica de los usos de HE CANTADO: Conozco todas sus tretas. Las han empleado durante un siglo contra nosotros (Fuentes, Naranjo). Los adverbios de fase todavía y aún dan lugar a la interpretación de aspecto continuo con predicados negados: ¿Todavía no hemos empezado y ya aparecieron los enemigos? (Martínez, Evita). El perfecto continuo se obtiene también con predicados télicos en contextos negativos, como en Maite no ha llegado (todavía). Con el perfecto experiencial comparte muchos modificadores temporales que pueden acotar el lapso temporal: Ahí lo pusieron [...], y ahí ha estado desde entonces (García Márquez, Cien años). 

La interpretación del perfecto que se denomina abierta en el apartado anterior y en Caracterización deíctica. Distribución geográfica de los usos de HE CANTADO está sujeta a variación geográfica. De este modo, la oración Así ha sido hasta ahora (Rulfo, Pedro Páramo) da lugar a las dos inferencias posibles: ‘Sigue siendo así’ (interpretación abierta, de perfecto continuo o de antepresente continuo) y ‘Ya ha dejado de ser así’ (interpretación de antepresente no continuo). Se admiten ambas inferencias con igual naturalidad en el español europeo (con la excepción del hablado en Canarias y en el noroeste de la Península Ibérica), en las Antillas, el área andina (sobre todo Bolivia y el Perú) y el noroeste de la Argentina, mientras que se favorece marcadamente la interpretación de antepresente continuo en las demás áreas hispanohablantes, especialmente en México y en Centroamérica. 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: