Рекламный блок

Información deíctica e información aspectual

Es controvertida tradicionalmente la cuestión de si es pertinente o no la información aspectual en la caracterización del imperfecto (cantaba). Se entenderá aquí que el significado del pretérito imperfecto se compone de un rasgo temporal, pues expresa tiempo pasado, y también de uno aspectual, dado que posee aspecto imperfecto (El aspecto verbal. Sus clases. El aspecto morfológico). Como el imperfecto es un tiempo relativo (Clasificación de los tiempos verbales​​​​​​​), la información temporal que denota es referencial o anafórica. 

Cantaba comparte con canté y he cantado su significado temporal: los tres se refieren a una situación anterior al momento del habla. Al igual que canté y a diferencia de he cantado (La oposición CANTÉ / HE CANTADO), cantaba sitúa los hechos pretéritos sin relación con el momento del habla. Se opone, en cambio, a canté y he cantado —con la cautela que debe observarse respecto de la interpretación de antepresente continuo (La relevancia actual de los hechos pretéritos)— en que es un tiempo verbal imperfectivo; es decir, presenta las situaciones en su curso, enfocando su desarrollo interno sin aludir a su comienzo ni a su final. Aun así, ha de tenerse en cuenta que la interpretación que recibe el pretérito imperfecto está en función del aspecto léxico del predicado con el que se construye. En efecto, no hay desarrollo interno en El libro costaba tres euros (con verbo de estado), ni en en el momento en el que yo recibía la noticia (con predicado de consecución o logro), pero sí lo hay en El alpinista alcanzaba la cumbre, con verbo de consecución, o en El mayordomo bajaba las escaleras, con un predicado de realización. 

Coinciden cantaba y he cantado en su condición de tiempo relativo. Ambos requieren, en efecto, que se vincule su denotación temporal con otra situación, que en el caso de cantaba es una situación pasada, y en el de he cantado coincide con el presente. En efecto, en Volvió a verlo al caer la tarde, Carlitos jugaba con su tren eléctrico y Flora canturreaba bagualas en la planta baja (Cortázar, Glenda), coinciden (o poseen algún segmento en común) el tiempo de jugar Carlitos y el de canturrear Flora con aquel en el que alguien no especificado vuelve a ver a una persona o una cosa. Si se omite la oración con el pretérito perfecto simple, la que presenta el imperfecto resultará incompleta y será necesario buscar en el contexto previo un referente temporal alternativo que permite anclar referencialmente las situaciones de jugar Carlitos y canturrear Flora. 

La condición de tiempo relativo explica, en opinión de muchos gramáticos, la naturaleza anafórica o referencial de cantaba. El término copretérito, es decir, ‘pretérito coexistente con otro’, que caracteriza al imperfecto en la terminología de Andrés ello recoge con exactitud la interpretación de tiempo anafórico (y, por consiguiente, incompleto). Por razones análogas, el imperfecto ha sido también descrito como un presente del pasado. La noción de ‘coexistencia’ o ‘simultaneidad’ debe entenderse, en todo caso, en el sentido amplio de ‘superposición, traslape o solapamiento’, y no solo en el de ‘coincidencia en toda la extensión temporal’.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: