Рекламный блок

Concepto de tiempo verbal. Tiempos verbales del español

La flexión verbal expresa en español número y persona, modo, y también tiempo y aspecto. El tiempo verbal es la categoría gramatical que permite localizar los sucesos en relación con el momento en que se habla. Coincide con los demostrativos en ser una categoría deíctica (Concepto de deixis y Tipos de deixis), y con los grupos nominales definidos en ser referencial. Requiere, pues, del hablante que identifique un determinado referente, en este caso un intervalo temporal. Las oraciones El tren salió puntualmente y El tren saldrá puntualmente no informan del momento preciso de la salida, pero sí de que esta tuvo lugar en un punto temporal que es anterior y posterior, respectivamente, al momento en que se emite el enunciado. A su vez, la oración El tren entra lentamente en la estación expresa, entre otras lecturas posibles, la simultaneidad de la situación denotada con el momento del habla. Las nociones de ‘anterioridad’, ‘posterioridad’ y ‘simultaneidad’ ponen de manifiesto la naturaleza relacional del tiempo lingüístico por cuanto reflejan que los tiempos verbales se anclan u orientan en relación con otros puntos temporales. Expresan asimismo tiempo ciertos grupos adverbiales, preposicionales e incluso nominales. 

Se llaman tiempos verbales las formas de la conjugación que gramaticalizan las informaciones temporales. Cada tiempo verbal constituye un paradigma flexivo (Morfología flexiva). La terminología académica de los tiempos del español se muestra en el cuadro que aparece a continuación. El imperativo (Organización de los paradigmas verbales​​​​​​​) no se incluye en esta relación porque no da lugar a oposiciones temporales. Como es habitual, se usará el verbo cantar a modo de comodín para identificar fácilmente los tiempos verbales: 

 

Tiempos simples

Tiempos compuestos

 

 

MODO
INDICATIVO

 

 

Presente

Canto

Pretérito perfecto compuesto

he cantado

Pretérito perfecto simple

Canté

Pretérito anterior

hube cantado

Pretérito imperfecto

Cantaba

Pretérito pluscuamperfecto

había cantado

Futuro simple

Cantaré

Futuro compuesto

habré cantado

Condicional simple

Cantaría

Condicional compuesto

habría cantado

 

MODO
SUBJUNTIVO

 

Presente

Cante

Pretérito perfecto compuesto

haya cantado

Pretérito imperfecto

Cantara o cantase

Pretérito pluscuamperfecto

hubiera o hubiese cantado

Futuro simple

Cantare

Futuro compuesto

hubiere cantado

El significado de los tiempos verbales puede obtenerse a partir del concurso de tres puntos temporales de extensión variable. El primero es el punto del habla (también de la enunciación). Este es el punto respecto del cual se orientan —directa o indirectamente— los sucesos, por lo que es el que más claramente pone de manifiesto la naturaleza deíctica del tiempo verbal. El punto del evento es el punto en que tiene lugar el suceso o el intervalo que ocupa la situación. Corresponde solo a la parte del tiempo total de la situación designada que se enfoca. Así, el tiempo del evento correspondiente a estaba en María estaba ayer en Lima es únicamente el período designado por el adverbio ayer, aunque la duración total de la estancia pueda ser mayor y prolongarse hasta el presente. Finalmente, el punto de referencia es relevante para la localización de los sucesos en la línea temporal. Nótese que la expresión subrayada en Juan ya se había marchado cuando yo llegué no designa el momento de marcharse Juan, sino cierto instante posterior al mismo. Muchos gramáticos piensan hoy que este tercer punto solo es necesario con determinados tiempos verbales, en particular los compuestos. 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: