Рекламный блок

Otros usos de lo

En el habla espontánea y coloquial de muchas zonas, sobre todo americanas, se emplea la secuencia lo de ante nombres propios de persona en expresiones que denotan lugar. En su origen aludían a posesiones rurales, pero actualmente suelen usarse para señalar la casa o la residencia de la persona indicada, o bien el lugar que ocupa en un determinado momento. También designan bares, restaurantes y otros establecimientos comerciales. Con el mismo contenido de localización se ha extendido esta pauta a los nombres comunes que designan personas: 

—Vamos a lo de Nostra o largamos. —A Nostra —le contesté (Onetti, Viento); Al llegar a lo de Garay López, Bianco baja de un salto del caballo, jadeante y sudoroso (Saer, Ocasión); Fue a buscarla a lo del médico y se enteró de que ella no había ido más (Puig, Beso). 

Alternan a veces estas formas de denominación con las que se construyen con el adverbio relativo donde, todavía vivas en el español de muchos países: Tienes que ir donde el zapatero (Alegría, Mundo). 

El artículo lo forma parte de un gran número de expresiones lexicalizadas o semilexicalizadas. Están entre ellas lo {mío ~ tuyo ~ suyo}, como en Sufre lo suyo (aproximadamente, ‘Sufre mucho’), y también a lo sumo, de lo contrario, por {lo ~ el} contrario, por lo menos, a lo mejor, por lo pronto, en todo lo alto y otras similares que suelen explicar los diccionarios. Lo antes posible no es propiamente una expresión lexicalizada, ya que alterna con lo más {pronto ~ cerca ~ temprano ~ lejos} posible, entre otras variantes. Las series lo primero, lo segundo, lo tercero se usan como marcadores del discurso que ordenan la información que se va introduciendo, en lo que se acercan a en primer lugar, en segundo lugar, etc.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: