Рекламный блок

La información consabida y el concepto de unicidad

Los grupos nominales que llevan artículo determinado son definidos, puesto que denotan entidades que el hablante supone identificables en un contexto a partir del contenido léxico del sustantivo y de la información que comparte con su interlocutor, denominada información consabida (Definición. Clases de artículos). Alude esta información al complejo sistema de conocimientos enciclopédicos, contextuales y situacionales, así como de inferencias que se pueden deducir a partir de la información disponible. Aunque, en sentido estricto, dicha información no es siempre compartida por el receptor, el artículo determinado indica que el emisor la presenta como tal. 

La entidad o el conjunto de entidades designadas por un grupo nominal de nido se suponen identificables para el oyente porque en el dominio discursivo relevante no hay otros posibles candidatos que respondan a la misma descripción. Por ejemplo, el uso de la expresión la boda del sábado no implica que el sábado al que se alude se celebre una sola boda, pero sí que solo una es pertinente en el contexto en que tiene lugar la conversación. Esta condición de unicidad se cumple, pues, en un cierto ámbito, denominado comúnmente dominio de definitud. Los grupos nominales que designan seres únicos en su especie se introducen en el discurso mediante determinantes de nidos porque su identificación está garantizada, como en El sol saldrá mañana a las 6.24. No obstante, la mayoría de los grupos nominales de nidos cumplen el requisito de unicidad en un dominio de definitud restringido, que se ha de determinar situacional o contextualmente. Así, se diría Esto es un carburador si la pieza que se desea identificar estuviera situada en el estante de un almacén de piezas de recambio de automóvil, pero sería más normal decir Este es el carburador al señalar tal pieza dentro del motor de un vehículo. 

En ocasiones, el vínculo adecuado con el dominio de definitud lo proporciona alguno de los complementos del grupo nominal, como los que se subrayan en los siguientes ejemplos: A la catedral de Málaga se la conoce popularmente como “la manquita” porque solo tiene una torre (Mundo [Esp.] 20/4/1996); Estábamos en la terraza que da al jardín sobre la avenida Alvear y las caniches de la Señora no dejaban de ladrar (Posse, Pasión). Por otra parte, se establece una suerte de concordancia semántica entre el artículo determinado y modificadores nominales restrictivos como de siempre, habitual, acostumbrada o que es de suponer. Se dice Se le dio el recibimiento de siempre, y no *... un recibimiento de siempre, porque en la variante con artículo indeterminado se percibe contradicción al presentar como conocido el recibimiento del que se habla. Por el contrario, los adjetivos elativos o de grado extremo, como magnífico, esplendido, terrible, etc., favorecen el artículo indefinido: Recibió la ~ una magnífica acogida.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: