Рекламный блок

El artículo determinado con valor de posesivo. La relación de pertenencia

Los referentes de los grupos nominales que designan partes del cuerpo, acciones corporales o sus efectos, así como y ciertas capacidades o facultades mantienen con los seres de los que forman parte una relación de posesión inalienable. Tales elementos se expresan habitualmente en español por medio del artículo determinado, en lugar del correspondiente posesivo prenominal: Apretaba los labios; e le nublaba la vista; Había perdido la ilusión. El objeto de que se habla suele ser único en el dominio correspondiente, como la cabeza en Me duele la cabeza, pero a veces se usa el artículo de nido singular incluso cuando el referente no es único, como en e dio un golpe en el brazo (donde no se habla necesariamente de un manco); Levantó la mano para pedir la palabra; Lo operaron del riñón; El furgón lleva abollado el parachoques. El valor de posesión inalienable se mantiene en algunas expresiones de sentido traslaticio, como No arriesgues el pellejo (‘No arriesgues la vida’); Perdió la cabeza (‘Perdió el juicio’); Le hervía la sangre (‘Se acaloraba’). 

Corresponde el llamado uso posesivo del artículo determinado, que se acaba de mencionar, a un caso particular de las construcciones meronímicas, ya que entre el poseedor y lo poseído se da una relación de pertenencia o de inclusión. Así, en Marta levantó la mano, el sujeto, Marta, se interpreta como ancla de la mano (en ciertos análisis como antecedente), puesto que esa expresión ha de asignarse a un individuo para poder ser interpretada. El poseedor suele ser designado por el sujeto (como en el ejemplo anterior o en Carlota se torció el pie), el complemento indirecto (Le duele la cabeza) y, más esporádicamente, el complemento directo: Besó a su madre en la frente. El uso posesivo del artículo se extiende a veces a entidades enajenables que pertenecen a la llamada esfera personal, en el sentido del conjunto de seres con los que es habitual relacionarse o que es normal poseer. Ello los convierte en únicos dentro de ese dominio. No se excluye en este uso la referencia a personas: Se nos quemó la casa; Se me descompuso el reloj; Entregó el examen al profesor; Puso a trabajar al hijo en la empresa. 

Los grupos nominales en plural con artículo usado como posesivo no se interpretan distributivamente en las construcciones de posesión inalienable. Se dice A mis amigas les duele la cabeza, en lugar de *A mis amigas les duelen las cabezas. Por la misma razón, en es salió un sarpullido en las manos se entiende ‘a cada uno en ambas manos’, no ‘a cada uno en una mano’. En cambio, cuando la posesión es alienable (y no se designa una parte del poseedor), se admiten el singular o el plural sin que varíe el sentido: Les revisaron el pasaporte ~ Les revisaron los pasaportes; Abróchense el cinturón ~ Abróchense los cinturones. Esta equivalencia se deshace cuando se habla de varias cosas poseídas por una sola persona. Así, Les revisaron a todos las maletas se diferencia de Les revisaron a todos la maleta en que en el primer caso puede hablarse de una o varias maletas por persona, mientras que en el segundo se quiere expresar que cada persona tiene una sola maleta.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: