Рекламный блок

Condiciones para la omisión del sustantivo

La elipsis del sustantivo no es exclusiva de los grupos nominales encabezados por el artículo determinado, sino que es también posible con otros determinantes (así como con los cuantificadores, que pueden asimilarse a los primeros). Se da, por ejemplo, con los demostrativos, como en Me refiero a estos, y con los indefinidos: Prefiero uno dulce; Algunos no conocen todavía la noticia; Ahora, cuéntame una de piratas (Fuentes, egión), donde se sobrentiende historia o película. La alternancia un ~ uno en estos casos es paralela a la de algún ~ alguno, que se retoma en el capítulo siguiente. Los posesivos prenominales, por su parte, son sustituidos por las correspondientes formas tónicas posnominales. Se dice, en efecto, tu libro de filosofía y el mío de historia, en lugar de tu libro de filosofía y mi de historia. El determinante cierto no encabeza grupos nominales con sustantivos tácitos (*cierta noche de junio y cierta de julio), ya que introduce referentes discursivos nuevos. Tampoco aceptan esta construcción el numeral distributivo sendos, el cuantificador todo en singular en su uso distributivo (*toda persona que viva en este edificio o toda que trabaje en él) o el cuantificador invariable cada. Así pues, en lugar de *cada estudiante de la Universidad y cada del Liceo, se dice cada estudiante de la Universidad y cada uno del Liceo. 

Los grupos nominales con sustantivo tácito admiten los mismos modificadores y complementos que los de núcleo sustantivo explícito: grupos adjetivales (la música moderna y la clásica), oraciones de relativo (el libro que lees tú y el que leo yo) o grupos preposicionales (un tren a París y otro a Barcelona). La preposición característica de las construcciones con grupo preposicional y sustantivo elidido es de: el tren de París y el de Milán (pero no *el tren hacia París y el hacia Milán). Se documentan algunos casos con las preposiciones con y sin: una y otra historia, la con tufo y la sin él (Donoso, Casa), así como ciertas expresiones lexicalizadas, como los sin tierra. 

El determinante de los grupos nominales con sustantivo tácito aporta los rasgos necesarios para remitir al sustantivo antecedente: los poemas de Cernuda y los de Aleixandre. En ciertos contextos, sin embargo, pueden presentarse grupos nominales con sustantivo tácito y sin determinante cuyo único elemento expreso sea algún complemento especificativo de aquel, como en Unos días tenemos helado de fresa y otros tenemos de limón (se sobrentiende ‘helado’), o en Hay brocas de hierro, pero no quedan de acero (se sobrentiende ‘brocas’). 

Los rasgos morfológicos del grupo nominal con núcleo tácito no siempre coinciden con los del antecedente. La información de número puede divergir, como en Su última actuación singular ha sido mucho mejor que las plural anteriores, a diferencia de la de género: *La hija de Mercedes no conoce al de Julia (por La hija de Mercedes no conoce al hijo de Julia). Suelen interpretarse estas diferencias como señal de que la información que aporta el número está integrada en la sintaxis del español más claramente que la relativa al género.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: