Рекламный блок

Subclases de adverbios cuantificativos

La clase de los adverbios cuantificativos está compuesta por varias subclases, que se describen en los siguientes apartados. 

La primera subclase es la formada por los adverbios indefinidos, que se corresponden con los adjetivos y pronombres indefinidos: algo, bastante, cuanto, cuán(to), demasiado, harto, más, menos, mucho ~ muy, nada, poco, un poco, suficiente, tan(to) (Su funcionamiento sintáctico). La mayor parte de estas expresiones pueden usarse como adjetivos que modifican a sustantivos y grupos nominales (más casas, bastante dinero, unas pocas monedas), pero son adverbios cuando modifican a otras categorías (más inteligentes, bastante probable, demasiado rápido, muy lentamente, hablar mucho, divertirse un poco). 

El segundo grupo es el de los adverbios, no indefinidos, que pueden expresar gradación o intensificación, como bien, regular, sobremanera: Ahora no come mucho, solo regular; Aunque sois un calavera / tenéis el alma bien entera (Zorrilla, Tenorio); Me agradaría sobremanera que se retirara sin pérdida de tiempo (Shand, Antón). Se prefiere esta variante a sobre manera; no se consideran correctas las variantes de sobremanera o en sobremanera. El adverbio asaz ‘bastante’, de escaso uso en el español actual, puede modificar a los adjetivos, como en […] con un resultado compositivo asaz honorable (Mujica Lainez, Bomarzo), o a los adverbios, como en […] se mostró asaz claramente ser obra divina (Villena, Eneida). No son, en cambio, cuantificativos los adverbios casi y apenas, que representan un subgrupo de los adverbios de foco, puesto que pueden incidir sobre expresiones que no admiten gradación, como en casi infinito. 

En tercer lugar existe un grupo amplio de adverbios terminados en -mente, que pasan a expresar cantidad o grado, como considerablemente, escasamente, extraordinariamente, entremadamente, increíblemente, notablemente, suficientemente, sumamente, etc.: extraordinariamente lejos, dormir suficientemente, sumamente práctico. Algunos pierden su sentido calificativo original, como en [...] esa manipulación escandalosamente torpe pero terriblemente eficaz (Tusquets, Mar) pero otros lo mantienen, como en asombrosamente cercano. Estos adverbios son incompatibles con otros modificadores de grado, ya que desempeñan su misma función: *considerablemente bastante alto. Se registran, no obstante, algunas excepciones. Cabría pensar que francamente se interpreta como adverbio parentético en [...] me las vi francamente muy mal (Boadella, Memorias), pero este análisis se ve dificultado por la inexistencia de pausa tras el adverbio en -mente. En relación con su uso con cuantificadores comparativos, como en considerablemente más alto, véase Estructura del grupo adjetival. Los modificadores. A su vez, completamente, enteramente, parcialmente se pueden interpretar como adverbios de aspecto. Estos adverbios están restringidos por propiedades léxicas del predicado al que modifican. 

Cabe agregar, por último, la subclase formada por una larga serie de locuciones adverbiales que aportan significados ponderativos o evaluativos, como a espuertas, a manta, a mares, a más no poder, a todo pulmón, al máximo, de caerse muerto, de chuparse los dedos, de ensueño, de locura, de maravilla, de película, de quitar el hipo, de rechupete, de todas todas, de todo punto, de verdad, etc.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: