Рекламный блок

Los adverbios indefinidos entre las expresiones cuantificativas

Los indefinidos (algo, bastante, mucho, etc.: Subclases de adverbios cuantificativos) son expresiones cuantificativas, tanto si se consideran pronombres (Leyó todo), adjetivos (Poco vino) o adverbios (Duermes mucho). Es tradicional la polémica acerca de si deben interpretarse como adverbios o como pronombres cuando inciden sobre ciertos verbos transitivos, como en durar poco o leer mucho. Apoya el análisis de estos indefinidos como pronombres la alternancia con grupos nominales que se percibe en Lee {mucho ~ muchos libros} o La película dura {muchísimo ~ tres horas}, así como la posibilidad de que se usen como antecedentes de un pronombre, como en Tenía mucho, pero lo desperdició (Su funcionamiento sintáctico​​​​​​​). A favor del análisis adverbial se ha aducido, por el contrario, que pueden parafrasearse con adverbios o locuciones adverbiales en muchos contextos, como en Come {demasiado ~ en exceso}; Bebía {mucho ~ en cantidad}. 

Los adverbios indefinidos pueden expresar frecuencia si los predicados a los que modifican designan acciones o procesos, sobre todo en las oraciones genéricas o en las que expresan hábitos: Las personas de edad avanzada repiten bastante las cosas; Ahora no viaja demasiado; No habla mucho de ello; Viene poco por aquí. Dan lugar a la interpretación temporal de estos cuantificadores los verbos que poseen argumentos temporales (No hay que alargarla más, la película ya dura bastante), así como los que expresan actividades y estados (es decir, sucesos no limitados): No permaneció demasiado entre ellos; Voy a dormir un poco; No podemos esperar mucho. 

En su interpretación intensiva, los indefinidos admiten paráfrasis aproximadas con los adverbios intensamente, fuertemente, profundamente, vivamente y otros similares, o con sus antónimos levemente, ligeramente, imperceptiblemente, que designan grados extremos en una escala: En nuestro departamento, no hemos estudiado demasiado este problema; Se lo agradezco mucho; Aquí huele un poco a humedad. Los adverbios que denotan cantidad no son necesariamente incompatibles con los que expresan modo o manera. Así, con la expresión llover exageradamente se alude a cierta forma de llover, pero también a la cantidad de lluvia que cae, como en llover mucho.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: