Рекламный блок

Clasificación de los conectores discursivos

Existen muchas clasificaciones de los conectores discursivos adverbiales atendiendo a su significado. La que se presenta a continuación recoge los grupos fundamentales:

1.  Aditivos y de precisión o particularización: a decir verdad, además, análogamente, aparte, asimismo, de hecho, encima, en el fondo, en realidad, es más, por añadidura, por otro lado, por si fuera poco, sobre todo.
2.  Adversativos y contraargumentativos: ahora bien, (antes) al contrario, antes bien, después de todo, empero, en cambio, eso sí, no obstante, por el contrario, sin embargo, todo lo contrario.
3.  Concesivos: así y todo, aun así, con todo, de cualquier manera, de todas {formas ~ maneras}, de todos modos, en cualquier caso.
4. Consecutivos e ilativos: así pues, consiguientemente, de {este ~ ese} modo, en consecuencia, entonces, por consiguiente, por ende, por lo tanto, por tanto, pues.
5.  Explicativos: a saber, es decir, esto es, o sea.
6.  Reformuladores: dicho con otras palabras, dicho en otros términos, dicho de otra {forma ~ manera}, de otro modo, más claramente, más llanamente, hablando en plata.
7.  Ejemplificativos: así, así por ejemplo, así tenemos, por ejemplo, verbigracia.
8.  Rectificativos: más bien, mejor dicho, por mejor decir.
9.  Recapitulativos: a fin de cuentas, al fin y al cabo, en conclusión, en definitiva, en fin, en resumen, en resumidas cuentas, en síntesis, en suma, en una palabra, resumiendo, total.
10.  De ordenación: a continuación, antes {de ~ que} nada, de {una ~ otra} parte, en {primer ~ segundo…} lugar ~ término, finalmente, para empezar, para terminar, primeramente.
11.   De apoyo argumentativo: así las cosas, dicho esto, en vista de ello, pues bien.
12.  De digresión: a propósito, a todo esto, dicho sea de paso, entre paréntesis, por cierto.

Las locuciones adverbiales que se usan como conectores discursivos adquieren a menudo sentidos diversos que pueden corresponder a un grupo o a otro. Por ejemplo, en realidad pertenece al grupo 1 cuando añade alguna precisión que matiza la presentada en el texto previo: Si mis rimas fuesen bellas, / enorgullecerme dellas / no está bien, / pues nunca mías han sido / en realidad (Sor Juana, Inundación), pero se interpreta también como contraargumentativa (grupo 2) porque reorienta el discurso precedente, con un significado próximo al de por el contrario, como en La gloria no tiene nada que ver con la bondad de las causas; depende, en realidad, de los puntos de vista y, por descontado, de un dinamismo empeñoso (Mujica Lainez, Bomarzo). En función del contexto, la precisión que esta locución introduce puede entenderse como rectificación (grupo 8): Marin Marais también componía para el violonchelo, aunque en realidad era un compositor y un virtuoso de la viola da gamba (Glantz, Rastro). Finalmente, en realidad puede ser también locución adverbial evidencial (Adverbios del enunciado), junto con efectivamente, desde luego, realmente, verdaderamente. En los apartados que siguen se mencionan tan solo los rasgos característicos de cada grupo.

Entre los conectores discursivos adverbiales que introducen información añadida a la ya presentada (grupo 1), destaca además, que tiene puntos de contacto con también. Sin embargo, al contrario que este, se construye con complementos preposicionales, sean expresos o tácitos: Era rico y además (de rico) era guapo, y suele ir seguido de pausa. En cuanto al adverbio encima, introduce cierta información que se sitúa en un punto superior de la línea argumentativa introducida en el texto que lo precede. Por lo general, la escala argumentativa implícita en estas 
construcciones progresa en sentido negativo o desfavorable (perdido en medio del monte y, encima, de noche), aunque existen excepciones (inteligente, bella, y encima rica).

Varias de las locuciones adverbiales del grupo 2 están vinculadas semánticamente con la conjunción pero; sin embargo, pueden combinarse con ella en secuencias enfáticas que no rechaza la lengua culta, a pesar de que presentan cierto grado de redundancia: Ese tema puede no ser demasiado original, pero en cambio no me parece enigmático (Benedetti, Primavera); No trabajará, como dice la mujer, pero eso sí: él no se mete con nadie (Arlt, Aguafuertes). En otros casos, los adverbios y las conjunciones adversativas muestran contenidos no equivalentes. Así, por el contrario y en cambio indican que la información que se aporta es diferente de la que se muestra en el discurso previo, incluso opuesta a ella. De hecho, estas locuciones suelen admitir paráfrasis como ‘a diferencia de lo anterior’, ‘en contraposición con ello’ y otras semejantes. La conjunción pero no opone directamente las informaciones que se presentan en el texto, sino una de ellas y otra que se obtiene a través de cierta inferencia. Los conectores adverbiales del grupo 3 tienen valor concesivo. El prototípico es aun así, que significa aproximadamente ‘incluso en ese caso’ o ‘incluso dándose tales circunstancias’. Otros conectores concesivos, como con todo y sus variantes (con todo y eso, con todo y con eso, etc.) integran léxicamente los dos componentes que aun así presenta desdoblados.

Los conectores discursivos adverbiales del grupo 4 son consecutivos, y aportan un significado muy próximo al de por eso, por ello, o debido a ello, es decir, informaciones deícticas o anafóricas. De hecho, contienen demostrativos los conectores así pues, por (lo) tanto, por ende y de {este ~ ese} modo, que retoman un enunciado precedente: No puedo añadir nada más y, por tanto [‘por esa razón, por no poder añadir nada más’], me callo. Los conectores de los grupos 5 a 9 condensan, expanden o aclaran la información presentada. En algunas clasificaciones aparecen unidos en un solo grupo, a pesar de que existen notables diferencias entre ellos. Los conectores de ordenación (grupo 10) dan lugar a una serie de correspondencias, que pueden ser estrictas cuando la elección de adverbios sucesivos está dictada por el primer miembro (en primer lugar… en segundo lugar; por una parte… por otra, etc.), pero también pueden no serlo, especialmente cuando no se da una relación formal entre estos conectores (en primer lugar… luego…). 
Los conectores del grupo 11, como así las cosas o pues bien, ponen de manifiesto que el hablante toma en consideración cierta información, suministrada en el discurso precedente, y que la asume para explicar lo que sigue o para alcanzar alguna conclusión. Los conectores del grupo 12 introducen una digresión en la que el hablante matiza sus consideraciones, o las extiende a alguna situación supuestamente relacionada con la información presentada previamente.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: