Рекламный блок

Adverbios oracionales

Los adverbios oracionales reciben a menudo ese nombre porque pueden abarcar la oración en su conjunto, pero también algún elemento modal que la contiene. Suelen dividirse en los tres grupos siguientes: 

1. Adverbios de la enunciación o del acto verbal
2. Adverbios temáticos, libres o de tópico
3. Adverbios del enunciado 

Los adverbios de la enunciación aportan contenidos que aluden a alguno de los componentes del acto comunicativo. Así, francamente en Francamente, no te comprendo, Donata (Cambaceres, Rumbo) no modifica propiamente a la oración a la que precede, puesto que en esta secuencia no se predica la franqueza del hecho de no comprender a alguien. Tampoco modifica al predicado que aparece en su interior, ya que en la oración no se niega cierta forma franca de comprender algo. Modifica más bien a un verbo de lengua tácito que expresa la forma en que se comunican esas palabras (decir, hablar, confesar, etc.), por lo que podría parafrasearse como 'hablando de manera franca, …’. Por su parte, los adverbios temáticos anticipan cierto contenido sobre el que va a centrarse el mensaje, como en Económicamente, la situación es insostenible, donde el adverbio indica que el juicio efectuado se refiere al ámbito económico. Finalmente, los adverbios del enunciado aportan nociones que se relacionan con la modalidad de la oración, como la certeza con la que el hablante manifiesta un juicio: Posiblemente, su cortesía no era sino la compañera natural de su ingenuidad (Fuentes, Artemio). Se usa a veces el término adverbios periféricos como equivalente de adverbios oracionales. Otras veces se emplea este término en un sentido más amplio que abarca también los conectores discursivos adverbiales. 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: