Рекламный блок

La predicación mediante el adjetivo y sus manifestaciones sintácticas

Entre el sustantivo y el adjetivo se establece una relación de predicación. Esta se manifiesta sintácticamente como modificación (la actriz rubia) o como atribución (La actriz era rubia). 

Los adjetivos son modificadores de los sustantivos comunes (guayabas maduras, el pobre caballero, piadosas visiones alegóricas, un simple empleado), de los infinitivos sustantivados y de algunos pronombres, como los indefinidos: Nada bueno sacarás de ello; No hay mucho interesante que contar o en Al mirarse en el espejo, sorprendió algo nuevo en su mirada, algo débil, inseguro (Torrente Ballester, Gozos). Son rechazados por los pronombres personales (*nosotros altos, *tú guapo, *ella profesional) y por los nombres propios, que se asimilan a ellos, aunque estos últimos aceptan los llamados epítetos. Tampoco son admitidos por los pronombres interrogativos, con la excepción de algunos adjetivos comparativos (¿Quién mejor para este trabajo?). Sin embargo, en algunas variedades del español andino es posible ¿Qué interesante dijo? además de ¿Qué dijo de interesante?, que es la forma preferida en las restantes áreas. 

El adjetivo modi fiador no es requerido, en principio, por el núcleo nominal sobre el que incide. Por esta razón puede ser omitido generalmente sin alterar la gramaticalidad de la construcción. Sin embargo, no siempre puede suprimirse. No es posible hacerlo, por ejemplo, en los grupos nominales en los que un artículo indefinido introduce un sustantivo no contable: Tenía una sed insaciable; Se despertó con un hambre atroz, salvo si la entonación es suspensiva (Tenía una sed...). Tampoco se omite en los que contienen sustantivos de significado muy general, como los subrayados a continuación: 

Apareció en el momento menos oportuno; Lo dijo de manera contundente; Un tropiezo lo puso en una situación poco brillante; Hay la cantidad suficiente. 

No se omiten tampoco los adjetivos — tanto modificadores como predicativos — en las construcciones que expresan posesión inalienable, como en un hombre de pelo rubio, mujeres de ojos grandes, quedarse con las manos vacías, o en Tiene los ojos azules; Conservaba el cutis lozano, estas dos últimas con complemento predicativo obligatorio. 

Los adjetivos ejercen la función de atributo cuando la relación predicativa que caracteriza su modo de significar se establece a través de un verbo copulativo (La maestra estaba cansada; Eso me parece obvio; Es incómodo esperar; Es lamentable que se haya enojado por eso) o no copulativo: El gato dormía tranquilo sobre sus piernas; Las vi cansadas; Consideramos imprescindible revisar el dictamen. En el segundo caso, el atributo suele denominarse complemento predicativo. También contienen atributos algunas oraciones no copulativas, como las absolutas: Una vez sola en su habitación, abrió la carta, y las atributivas bimembres sin verbo, como Bienaventurados los limpios de corazón.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: