Рекламный блок

Caracterización del adjetivo en sentido laxo y en sentido restrictivo

El término adjetivo se suele usar en un sentido laxo y en otro restrictivo. El primer sentido, más frecuente en los estudios tradicionales, privilegia los dos criterios formales que caracterizan a esta clase de palabras: la concordancia con el sustantivo y su función como modificador de este. Tal sentido abarcador del adjetivo da cabida a todos los elementos subrayados en la relación siguiente: 

esa calle estrecha, algunos árboles frondosos, sus mismos tres presuntos cómplices italianos, muchos músicos entusiastas, mis antiguos compañeros, nuevo triple empate, demasiadas falsas promesas, ciertas personas discretas, cuya segunda intención. 

Entre las voces subrayadas se distinguen tradicionalmente dos clases: la de los adjetivos calificativos, que designan cualidades (estrecha, frondosos, entusiastas, discretas) y la de los adjetivos determinativos, que introducen el grupo nominal (Clases transversales) y delimitan su denotación especificando a cuántas y cuáles de las entidades designadas por el nombre hace referencia el hablante (esa, sus, mis, cuya, algunos, muchos, demasiadas, ciertas). El sentido restrictivo del término adjetivo excluye los determinativos, que pasan a formar las clases de los determinantes y de los cuantificadores. 

Constituyen los adjetivos determinativos elementos gramaticales que forman clases cerradas, mientras que los adjetivos calificativos son elementos léxicos (en el sentido de que poseen contenidos que corresponde dilucidar a los diccionarios, más que a las gramáticas) y forman clases abiertas. También son unidades léxicas otros adjetivos que no son calificativos —aunque tampoco determinativos—, como constitucional y químico, que pertenecen a la clase de los llamados relacionales, o como presunto y supuesto, que poseen características modales y no se integran en una serie abierta

La clase tradicional de los adjetivos determinativos abarca los demostrativos (este, esas, aquellos), los posesivos (mi, tus, nuestros), los indefinidos (algunos, ciertas, ninguno) y los numerales (uno, cuatro, setecientas), así como algunas palabras exclamativas (como qué en ¡Qué calor!), interrogativas (¿Qué color?) y relativas (cuyo). Se suele hablar de usos adjetivos de estas expresiones (Ya llegó ese amigo tuyo; No vino ninguna paciente; Solo quiero algunos discos) para distinguirlos de sus usos pronominales o sustantivos (Ya llegó ese; No vino ninguna; Solo quiero algunos, no todos). Aunque los llamados adjetivos determinativos se estudian en otras partes, los adjetivos varios, cierto, otro, mismo y propio, entre otros que presentan a la vez propiedades características de los determinantes, los cuantificadores y los pronombres.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: