Рекламный блок

Adjetivo y adverbio

Es muy estrecha la relación entre los adjetivos y los adverbios. Los adjetivos constituyen la base a partir de la cual se forman los adverbios en -mente. Ambas clases de palabras pueden ser elementos predicativos, como en Estás {estupenda~estupendamente}; Te veo {muy guapa~muy bien}, o funcionar como modificadores: los adjetivos, del sustantivo (lectura rápida), y los adverbios, del verbo (leer rápidamente). Los adverbios bien y así se asimilan a los adjetivos en expresiones como una familia bien o mujeres así. 

Los denominados adverbios adjetivales o adverbios cortos alternan a menudo con las correspondientes formas en -mente, como en llegar {rápido~rápidamente}; hablar {claro~claramente}; hilar {fino~ finamente}; agradecer {infinito~infinitamente}. Se duda, en cambio, que sean adverbios las expresiones subrayadas en ¿Usted qué bebe: tinto o blanco?; Solo come salado; Ahora ya solo toca clásico; Siempre votó socialista, que parecen formar grupos nominales con elipsis del nombre (vino, comida, música, opción) e inmovilización del adjetivo en masculino o en neutro. Aun así, oraciones como Hay que comer sano pueden corresponder a esta estructura, pero también al uso adverbial de sano (Hay que comer sanamente). 

Los adjetivos de sentido adverbial (Adjetivos intersectivos y no intersectivos) son parafraseables con adverbios en -mente y a veces alternan con ellos. Los adjetivos de naturaleza modal (como posible, probable, seguro, necesario, verdadero, auténtico) pueden alternar con adverbios en pares como el {presunto ~ presuntamente} perjudicado. Se extienden estas alternancias a otros de naturaleza temporal, especialmente si los sustantivos denotan cargos, puestos, funciones, títulos y otras situaciones asimilables que se ubican temporalmente, como en el {actual ~ actualmente} director del museo. Son también temporales, pero indican frecuencia, algunos adjetivos de sentido distributivo, como diario (Recibe diez peticiones diarias), mensual (el abono mensual), semanal (una visita semanal), bienal (‘que dura dos años’ o ‘que se repite cada bienio’), así como los de sentido multiplicativo bianual (‘que ocurre dos veces al año’) y bimensual (‘que ocurre dos veces al mes’), que no deben confundirse con los anteriores ni usarse en su lugar. La interpretación distributiva de los primeros se percibe en expresiones como El médico atiende a diez pacientes diarios (‘cada día, por cada período de un día’) o en dos visitas semanales (‘cada semana’). 

También admiten a menudo paráfrasis con adverbios los adjetivos bueno, escaso, exacto, justo y largo cuando modifican, pospuestos al sustantivo, a alguna expresión cuantificativa, como en Mide tres metros escasos~Mide escasamente tres metros (‘apenas tres metros’); Duró cuatro minutos exactos ~ Duró exactamente cuatro minutos; Tiene cincuenta años largos (o pasados), que indica que se supera esa edad. 

Como los adverbios correspondientes, los adjetivos mero, solo y único focalizan dentro de cierta escala un representante de la noción expresada por el sustantivo modificado, al tiempo que excluyen a los otros miembros posibles. Ello da lugar a equivalencias aproximadas entre pares como la mera falta de dinero ~ meramente la falta de dinero; su sola presencia ~ solo su presencia; esa única visita ~ únicamente esa visita. El adjetivo mero indica que el sustantivo focalizado, a menudo abstracto, se interpreta como el elemento más bajo de alguna escala (un mero error tipográfico), o bien presupone, al igual que simple, la expectativa de un valor más alto (Perseguía ideales más nobles que la mera satisfacción del placer). En México y Centroamérica se usa mero como adjetivo determinativo, con el significado de ‘mismo, preciso, exacto’, como en Aquí nos esperará —me dice la de las manos tibias—, pero no en la mera orilla (Boullosa, Duerme), y también con el de ‘auténtico, puro, genuino’: Esa es la mera verdad

La llamada adjetivación del adverbio es la tendencia, propia del habla informal de muchos países americanos, a usar concordados ciertos adverbios cuantificativos: Estoy media cansada; Los invitados se retiraron bastantes mareados; Lo dijo de pura entrometida; Los artículos son iguales de difíciles; Las dos últimas páginas inclusives. En todos estos casos se recomiendan las variantes sin flexionar: medio cansada, bastante mareados, etc.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: