Categorías de la sección
Рекламный блок

Prefijación y composición

La prefijación es un proceso morfológico por el que se antepone un morfema, llamado prefijo, a una palabra ya formada (des-hecho, in-dependiente, pre-disponer) o a un tema latino o griego, como en a-morfo, in-erte, pró-fugo. Además de por esta propiedad, estrictamente posicional, los prefijos se caracterizan por otros rasgos que los diferencian de los sufijos y que serán analizados en este capítulo. 

En la gramática tradicional se interpretaban ciertos prefijos como preposiciones inseparables. Este criterio asimilaba la prefijación a la composición, que es el procedimiento morfológico por el que se integran dos o más formas independientes en una misma palabra (Morfología léxica). Sin embargo, solo algunos prefijos cuentan con preposiciones homónimas (ante-, bajo-, con-, de-, entre-, para-, sin-, sobre-), e incluso estos se comportan de manera diferente como unidades morfológicas que como piezas sintácticas. En la gramática contemporánea se tiende a interpretar la prefijación como una forma de derivación. 

No siempre resultan claras las diferencias entre la composición y la prefijación. Las bases léxicas grecolatinas que se suelen denominar elementos compositivos poseen un estatuto intermedio entre las formas ligadas y las libres. Estas bases compositivas cultas pueden constituir el primer componente de la palabra, y se asimilan en esto a los prefijos (filocomunista, logopedia), pero se diferencian de ellos en que también pueden aparecer al final de la palabra (germanófilo, filólogo) y en otras propiedades. Por el contrario, es hoy mayoritario el análisis como prefijos de los constituyentes ante-, mono-, semi-, sobre- o vice-, que han sido considerados tradicionalmente como elementos compositivos. En estas cuestiones resulta relevante el peso que se dé a la etimología o a la estructura morfológica de los derivados. 

La etimología de una voz traza su historia, independientemente de si la estructura que presenta está o no activa entre los esquemas morfológicos de la lengua. En cambio, la estructura morfológica de una palabra responde a pautas recurrentes que están vivas en el sistema morfológico. Su análisis requiere, en particular, que los componentes que participan en un compuesto o en un derivado sean unidades aislables y posean significado reconocible. De hecho, muchos prefijos heredados (como los latinos ad- en admirar u ob- en obligar) no se analizan como tales en español porque han dejado de ser identificables por los hispanohablantes. En este capítulo se presentarán las pautas de prefijación de mayor productividad en el español actual, que serán caracterizadas por su forma y por su significado. 

 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: