Categorías de la sección
Рекламный блок

Verbos con alternancia vocálica

Se mencionan a continuación las alternancias que dan lugar a irregularidades vocálicas en la flexión verbal. La segunda variante de cada uno de los pares se elige en las raíces tónicas del tema de presente; se escoge otra variante en todos los demás casos: 

/e/ ~ /ié/: acertar ~ acierto; entender ~ entiendo; discernir ~ discierno, junto a acertamos, entenderemos, discernía; /o/ ~ /ué/: contar ~ cuento; mover ~ muevo, junto a contaban, movemos; /i/ ~ /ié/: adquirir ~ adquiero, junto a adquirimos; /u/ ~ /ué/: jugar ~ juego, junto a jugamos; /e/ ~ /í/: pedir ~ pido, junto a pedimos. 

Las alternancias átonas /e/~/i/, como en sentir~sintió, y /o/~/u/, como en dor- mir ~ durmió, se presentan en las terceras personas del pretérito perfecto simple y en las formas correspondientes del tema de pretérito: durmiera, durmiese, durmiere, durmiendo; sintiera, sintiese, sintiere, sintiendo. Unas y otras afectan a la 1.a y 2.a personas del plural del presente de subjuntivo en los paradigmas que representan los verbos servir, mentir y dormir. 

Se produce la diptongación que muestra la alternancia /e/ ~ /ié/ en todas las formas del singular y en la 3.a persona del plural del presente de indicativo y de subjuntivo, así como en la 2.a persona del singular del imperativo no voseante. Afecta a verbos de la primera conjugación, como acertar, acrecentar, cegar, despertar, empezar, encomendar, ensangrentar, escarmentar, manifestar, mentar, merendar, recomendar, regar, restregar, reventar, tropezar. Muchos de los verbos que pertenecen a este grupo poseen compuestos y derivados, o bien diversas variantes que se forman con su misma base, como cerrar > encerrar, descerrar, entrecerrar; negar > denegar, renegar; pensar > repensar; plegar > desplegar, replegar. 

Unos pocos verbos admiten las dos variantes (con diptongación y sin ella): cimentar (yo cimento o yo cimiento) o emparentar (yo emparento o yo empariento). No se recomienda, en cambio, el uso no diptongado, registrado en el habla popular de algunos países, de apretar, estregar, fregar, mentar, nevar, plegar y sus derivados, y restregar, como en si le mentan a su mamá (por si le mientan a su mamá) o en Me apreta el zapato ( por Me aprieta el zapato). Se prefieren, por el contrario, las variantes no diptongadas de invernar e hibernar, y también de templar y destemplar. En el español chileno, rioplatense y andino, y a veces en el de otras áreas, se registra errar sin diptongar, como en Si nuestras previsiones no erran [...] (Borges, Ficciones), en alternancia con la variante diptongada yerran, general en las demás áreas hispanohablantes. Admiten dos variantes, con diferencias de significado según las acepciones, atentar (atentan ‘cometen un atentado’ ~ atientan ‘tientan, palpan’) y aterrar (aterran ‘aterrorizan’ ~ atierran ‘abaten’). 

El verbo entender ilustra el paradigma de los que están sujetos a la alternancia /e/ ~ /ié/ en la segunda conjugación (entiendes ~ entenderás), al que también pertenecen tender y otros verbos formados con la misma base, como atender, distender, extender, con la excepción de pretender, que hoy no diptonga ( yo pretendo, no *yo pretiendo). La misma alternancia se reconoce en los verbos ascender, condescender, descender, encender, trascender, así como en defender, verter, reverter. En la 3.a conjugación, la alternancia /e/ ~ /ié/ se presenta únicamente en los verbos cernir, concernir, discernir y hendir. 

La alternancia /o/ ~ /ué/ también se da con los verbos de las tres conjugaciones: contar ~ cuento; mover ~ muevo; dormir ~ duermo. Pertenecen al paradigma de contar los verbos acordar, almorzar, aprobar, atronar, avergonzar, colgar, contar, costar, degollar, denostar, descollar, desollar, encontrar, forzar, mostrar, poblar, probar, rodar, sonar, soñar, volar, volcar, a los que se agregan muchos compuestos, derivados y variantes parasintéticas, como comprobar, concordar, demostrar, desaprobar, descolgar, descontar, disonar, esforzarse, recordar, repoblar, resonar, sobrevolar. Al modelo de mover, de la segunda conjugación, pertenecen los verbos terminados en -oler (demoler, doler, moler), -olver (absolver, desenvolver, devolver, disolver, envolver, resolver, revolver, volver), -ocer (cocer, escocer), -orcer (torcer, contorcerse, destorcer) y -over (conmover, llover, promover). 

Algunos verbos poseen alternancia de diptongación /o/ ~ /ué/ en el infinitivo, como amoblar~amueblar; enclocar~encluecar; desosar~deshuesar. Estas variantes se distinguen a menudo por su distribución geográfica. En otros casos la alternancia en la diptongación de las formas verbales depende de su etimología y de su significado. Así, diptonga apostar en el sentido de ‘arriesgar’ (Apuesto mil pesos), pero no en el de ‘situar algo o situarse en cierta posición’ (se apostan); acostarse (‘echarse, tenderse’: se acuestan)~acostarse (‘acercarse a la costa’: se acostan); asolar (‘destruir, arrasar’: asuelan, pero también asolan) ~ asolar (‘secar los campos’: asolan). 

La variante diptongada de los pares /i/ ~ /ié/ y /u/ ~ /ué/ se obtiene en las formas del singular y en la 3.a persona del plural del presente de indicativo y de subjuntivo, y en la 2.a del singular del imperativo no voseante. La primera alternancia afecta solo a los verbos adquirir e inquirir (adquiero ~ adquirimos; inquieres ~ inquirirán); la segunda, solo a las formas de raíz tónica del verbo jugar: juegas ~ jugaban. 

El cierre vocálico /e/ ~ /i/ se produce en las mismas formas tónicas de la alternancia anterior, como ilustran las formas irregulares del verbo pedir, así como los verbos terminados en -edir (despedir, impedir, medir), -egir (corregir, elegir, regir), -eguir (conseguir, perseguir, seguir), -eñir (ceñir, reñir, teñir) y otros: competir, concebir, derretir, gemir, henchir, rendir, repetir, vestir. Esta alternancia se extiende también a todos los verbos terminados en -eír, esto es, desleír, engreírse, freír, reír y sonreír: río, ríen, pero reímos, reís. 

Algunos verbos están sometidos a más de una alternancia. Así, el verbo sentir manifiesta la alternancia /e/ ~ /ié/ (como en sentimos ~ siento), pero presenta, además, el cierre vocálico /e/ ~ /i/ en el gerundio (sintiendo), en la 1.a y 2.a personas del plural del presente de subjuntivo (sintamos, sintáis), en dos formas del pretérito perfecto simple (sintió, sintieron) y en las formas relacionadas del subjuntivo (sintiera, sintiese, sintiere). Al mismo grupo pertenecen los verbos terminados en -entir, como mentir > miente ~ mintió; -erir, como preferir > prefiero ~ prefirió; y -ertir, como advertir > advierto ~ advirtió. En las mismas formas los verbos dormir y morir están sujetos a la alternancia /o/ ~ /ué/, así como al cierre /o/ ~ /u/. Los verbos poder  y querer también presentan alternancias de diptongación y cierre vocálico (poder ~ puedo ~ pude; querer ~ quiero ~ quise), además de otras anomalías: pretérito fuerte (púde; quíse) y futuro y condicional irregulares (podré, podría; querré, querría).

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: