Categorías de la sección
Рекламный блок

Participios irregulares

Los participios irregulares o fuertes coinciden con los pretéritos análogos en ser formas heredadas del latín y en presentar el acento en la raíz. Constituyen un repertorio limitado, aunque las variantes se extienden a sus derivados: abierto, de abrir; absuelto, de absolver; cubierto, de cubrir; dicho, de decir (pero son regulares los participios de bendecir y maldecir; las formas maldito y bendito se usan casi siempre como adjetivos); escrito, de escribir (con la terminación -pto en lugar de -to en los derivados inscripto, circunscripto, descripto, prescripto, que se emplean en el español hablado en la Argentina, el Uruguay y el Paraguay); hecho, de hacer (pero satisfecho de satisfacer); muerto, de morir; puesto, de poner; roto, de romper (el participio regular rompido estaba muy extendido en la lengua medieval y en la clásica); visto, de ver; vuelto, de volver. 

Los participios regulares de los verbos elegir, freír, imprimir, prender (‘arrestar, detener’), proveer y algunos otros concurren a veces con los irregulares, aunque con notables diferencias en su extensión y en su uso. Los irregulares (electo, frito, impreso, preso, provisto) suelen ser más frecuentes que los regulares (elegido, freído, imprimido, prendido, proveído) como modificadores nominales (un libro impreso en papel barato) y como atributos o complementos predicativos (El libro está impreso en papel barato). En los tiempos compuestos se suelen imponer las formas regulares, pero se documentan alternancias, como las que se muestran a continuación: 

En total se han imprimido 35 000 carteles (Mundo [Esp.] 11/11/1996); Habían impreso en su lugar billetes de a cien (García Márquez, Amor); Jamaica ha proveído a Cuba de muchas cosas (Ortiz, Contrapunteo); De haberse provisto Mrs. Dolly del galán imprescindible para la excursión, [...] (Mujica Lainez, Escarabajo); Se añade la manteca de cerdo en que se han freído los chorizos (Pardo Bazán, Cocina); Le he frito también un par de huevos (Olmo, Pablo Iglesias); Y no solo eso: has elegido al candidato (Mendoza,Verdad); El Congreso designado por él mismo lo había electo Presidente por siete años más (Nogales, Memorias); La Policía se había enterado, y los había prendido a los tres (Baroja, Vuelta); ¿Han preso a ese desgraciado? —interrumpió el viejo lleno de interés (Rizal, Noli). 

Existe considerable variación geográfica en estas preferencias. Alternan en muchos países han freído y han frito. En el español americano es algo más marcada que en el europeo la preferencia por han impreso en lugar de han imprimido. En casi todas las áreas hispanohablantes suele ser más frecuente han elegido que han electo, pero el participio irregular es común en América en las pasivas perifrásticas: Días después, el general Tomás Martínez fue electo presidente de Nicaragua (Prensa [Nic.] 31/12/2001). Es de uso general el adjetivo preso (poco usado ya como participio), que también se emplea en las pasivas, pero se prefiere el participio regular prendido en los tiempos compuestos. Los antiguos participios abstracto (de abstraer), bienquisto (de bienquerer) y malquisto (de malquerer), concluso (de concluir), convicto (de convencer), espeso (de expender), incluso (de incluir; también usado como adverbio), incurso (de incurrir), nato (de nacer), poseso (de poseer), sepulto (de sepultar) han desaparecido o se emplean solo como adjetivos. No aparecen, por tanto, en los tiempos compuestos ni en las oraciones pasivas: una investigación conclusa; *Han concluso la investigación; *La investigación fue conclusa ayer.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: