Categorías de la sección
Рекламный блок

Sincronía y diacronía en la derivación verbal

La derivación verbal, como la que corresponde a otras categorías, puede analizarse desde el punto de vista sincrónico o desde el diacrónico. Como se explica en Morfología sincrónica y diacrónica, Perspectivas sincrónica y diacrónica y Clases de adjetivos derivados, mientras que en el diacrónico se tienen en cuenta la etimología y los procesos históricos que condicionan la evolución de las palabras, el análisis sincrónico se apoya fundamentalmente en la existencia de relaciones entre la base y el derivado que se suponen presentes en la conciencia lingüística de los hablantes. Desde la morfología sincrónica se considera, por ejemplo, que remediar deriva de remedio, como obsequiar de obsequio; mientras que desde el enfoque diacrónico se entiende que uno y otro son casos muy diferentes, puesto que remediar procede del verbo latino remediāre, y, en cambio, obsequiar se forma en español. Por otra parte, desde una perspectiva diacrónica, clavetear se segmenta en la forma clavet-ear porque parece proceder de clavete, mientras que desde un punto de vista sincrónico son aceptables las segmentaciones clav-etear y clav-et-ear (ambas obtenidas a partir de clavar). El resultado pertenece, pues, al mismo paradigma que repicar y repiquetear. Otra diferencia notable entre ambos enfoques afecta a la dirección del proceso derivativo. La morfología diacrónica se apoya en la datación de las voces examinadas. Este criterio apoya el orden cuchichear > cuchicheo, pero favorece la dirección inversa en deseo > desear. Desde el punto de vista de la morfología sincrónica es más importante tener en cuenta las pautas morfológicas que se reconocen en el español actual y la relación semántica percibida entre la base y el derivado, lo que no impediría que la dirección del proceso fuera la misma en ambos casos. 

Se postulan a menudo en la morfología sincrónica bases alternantes o alomórficas (Morfología sincrónica y diacrónica) para explicar una parte de las irregularidades de los procesos derivativos, por ejemplo naveg- para nave en naveg-ar; raig- para raíz en a-rraig-ar; cabalg- para caballo en cabalg-ar. Es también habitual acudir a sufijos alternantes, como las variantes -etear y -otear para recoger la relación semántica que parece existir entre corretear y manotear, si bien los segmentos -et- y -ot- pertenecen a la base desde el punto de vista histórico. Tales alternancias tienen a veces su origen en la convivencia de formas cultas, tomadas directamente del latín, con for- mas patrimoniales que han experimentado la evolución habitual, como ocurre con coagular ~ cuajar; fustigar ~ hostigar; liberar ~ librar; ondular ~ ondear, o con el sufijo -ble y su variante culta -bil-: estable > estabilizar; responsable > responsabilizar, etc. 

Como en otros tipos de derivación, en esta gramática se optará por la perspectiva sincrónica en el estudio de la derivación verbal, sin olvidar por ello los factores históricos que condicionan las irregularidades fundamentales.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: