Categorías de la sección
Рекламный блок

Clases de verbos atendiendo a la relación formal entre base y morfema

Atendiendo a las pautas morfológicas sobre las que se forman los verbos, cabe hablar de derivación por sufijación y de derivación por parasíntesis. 

Los esquemas fundamentales de la derivación por sufijación se detallan en la lista que sigue. Como en otros capítulos, se usará A para identificar las bases adjetivales, ADV para las adverbiales y N para las nominales. Las pautas más productivas son las formadas por los afijos -ar, -ear, -izar e -ificar: 

A-ar (limpiar) A-ear (escasear) A-ecer (palidecer) A-ificar (clarificar) A-itar (debilitar) A-izar (movilizar

N-ar (almacenar) N-ear (agujerear) N-ecer (favorecer) N-ificar (estratificar) N-izar (cristalizar) N-uar (conceptuar

V-etear (repiquetear) V-itar (dormitar) V-otear (pisotear) ADV-ar (adelantar

Un grupo muy numeroso de verbos derivados presenta una estructura parasintética que consiste en la aplicación simultánea de un prefijo y un sufijo, como en a-tont-ar, en-sombr-ecer En estos casos la base léxica no forma palabra con el sufijo (no existen *tontar ni *sombrecer) ni con el prefijo (tampoco existe el adjetivo *atonto ni el sustantivo *ensombra). En consecuencia, no son casos de parasíntesis, sino solo de prefijación, re-considerar, ya que existe considerar, o des-enterrar, derivado de enterrar. Los esquemas parasintéticos fundamentales son los siguientes: 

a-A-ar (aclarar) a-ADV-ar (acercar) a-N-ar (abotonar) a-N-ear (apedrear) a-N-ecer (anochecer) a-N-izar (aterrizar

en-A-ar (ensuciar) en-A-ecer (entristecer) en-N-ar (embotellar) en-N-ear (enseñorear) en-N-ecer (ensombrecer) en-N-izar (encolerizar

des-N-ar (descabezar) re-N-ar (reciclar) re-A-ar (refinar) re-A-ecer (reblandecer

La productividad de estos esquemas es muy diferente: baja en el caso de re-A-ar o re-N-ar, y muy alta en el de en-A-ar, a-A-ar, en-N-ar y en-A-ecer. Estas últimas son las pautas morfológicas que se examinarán con más detalle en otros apartados de este capítulo. Cabría añadir otras apenas productivas, como a-A-ear (a la que responde el venezolanismo ahuevonear) o de-N-ear (deletrear), así como algunas que lo fueron en épocas pasadas, pero han dejado de serlo hoy, como a-A-ecer (sobre la que se formaron los anticuados ablandecer, atontecer), con- A-ar (contristar) y con-A-ecer (contristecer). 

Tanto en la parasíntesis como en la sufijación se elimina la vocal final de la base: a-llan(o)-ar; activ(o)-ar. A veces también se pierde el segmento -i- si la base termina en -io, -ia: se forma ensoberbecer, no *ensoberbiecer; fantasear, no *fantasiear. El vocalismo en la derivación verbal no es muy diferente del que se observa en otros ámbitos de la formación de palabras. Así, algunos derivados mantienen el diptongo de la base (aviejarse, adueñarse), pero otros lo deshacen (calentar, voltear) o dan lugar a la alternancia /e/ ~ /i/ entre base y derivado: dictamen > dictaminar; margen > marginar. A ello deben agregarse los cambios acentuales que suelen imponer los afijos, de modo que de la voz esdrújula pálido se pasa a la aguda palidecer.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: