Categorías de la sección
Рекламный блок

Otros sufijos que forman nombres de persona o instrumento. Sustantivación de adjetivos derivados

Un gran número de participios se sustantivan en español para designar personas. Pueden proceder de verbos intransitivos (un egresado, una emigrada, un enamorado, una licenciada en economía) o transitivos (un contratado, una empleada, una enviada especial, un inculpado, un proscrito). Los más numerosos proceden de verbos transitivos. Estos derivados participiales suelen dar nombre al paciente, es decir, lexicalizan el complemento directo, como en el acusado (‘la persona a la que acusan’) o en un invitado (‘la persona a la que invitan’). Varios sustantivos de este último grupo tienen correlatos en -dor / -dora que designan el agente: asegurador ~ asegurado; empleador ~ empleado; secuestrador ~ secuestrado, etc. Algunos participios sustantivados se pueden asociar a la vez con verbos transitivos e intransitivos: exiliado (‘el que se exilia’ o ‘el que es exiliado’); encargado (‘el que se encarga de algo’ o ‘el que ha sido encargado de ello’). Como ocurre con los derivados mediante otros sufijos, también estos muestran variación geográfica. Así, se emplea envarado en parte del área andina con el mismo significado que adquiere enchufado (de enchufar ‘dar un puesto por amistad o influencia’) o acomodado en otras áreas. 



Muchos adjetivos derivados de nombres o verbos se usan también como nombres de persona o de instrumento. El proceso de sustantivación más productivo es el que tiene lugar a través del llamado un enfático, que afecta sobre todo a adjetivos terminados en - ico / - ica (un fanático, una romántica, un rústico, un teórico, una utópica) o en -oso / -osa (una envidiosa, un mafioso). Muchos adjetivos en - ico / - ica o en -ivo / -iva se sustantivan también como nombres de profesión (una matemática, un mecánico, un músico, una química; un directivo, una ejecutiva) o de instrumento o producto (un elástico, un teleférico; un explosivo, un preservativo, una rotativa). Entre los adjetivos en -al que se sustantivan como nombres de persona cabe señalar congresal, criminal, intelectual, liberal. 



Se crean también sustantivos de persona a través de otros procesos derivativos. La terminación -ndo / -nda, homónima de la del gerundio, forma cultismos que mantienen el sentido etimológico de obligación: alfabetizando (en varias zonas de América, ‘el que está en el proceso de alfabetización’), doctorando, educando, examinando, graduando, etc. El sufijo -ón / -ona da lugar a nombres de persona de sentido peyorativo (adulón, chupón, criticón, faltona, fisgona, ligón) y también a sustantivos que designan instrumentos (fregona, punzón). Forman derivados de uso generalmente restringido a ciertas áreas -ica, visible en acusica, llorica, quejica, todos de género común (un llorica / una llorica), e -iche, propio sobre todo de México y Centroamérica (acusiche, habliche, metiche, pediche o pidiche ‘pedigüeño’). En la lengua juvenil de España se documentan algunas formaciones con los sufijos -ota, -eta y -ata: pasota (asociado con pasar ‘desentenderse’), drogata o drogota ‘drogadicto’, fumeta o fumata ‘fumador de droga’, sociata ‘socialista’, segurata ‘guardia de seguridad’. También los sufijos vocálicos, propios de los nombres de acción y efecto (Los sufijos vocálicos -a, -e, -o), dan lugar a nombres de persona. Se forman con -a, ayuda (de cámara), escucha, guía, recluta; con el sufijo -e, arrastre (‘amante’ en algunos países), enlace, ligue; con -o / -a, adivino / adivina; pillo / pilla; tuno / tuna. Estos últimos muestran moción genérica, mientras que los que terminan en -a y en -e suelen ser comunes en cuanto al género (un recluta / una recluta) o epicenos (un ligue, sea hombre o mujer). 



Entre los nombres que designan seres animados se encuentran los que hacen referencia a crías o cachorros de animales, que se construyen con varios sufijos. Se forman con -ezno los sustantivos gamezno, lobezno, osezno, pavezno, viborezno, entre otros; con -ato, ballenato, cervato, cigüeñato, jabato, lobato, yeguato; con -ino, anadino, ansarino y palomino; con -ón, anadón, ansarón, perdigón, y con -ucho, aguilucho. Estos sustantivos suelen ser epicenos.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: