Categorías de la sección
Рекламный блок

El sufijo -dor / -dora y sus variantes

Se forman numerosos sustantivos a partir de verbos mediante el sufijo -dor / -dora. Muchos son también adjetivos, como en una observadora ~ gente observadora; un trabajador~un hombre trabajador; la vendedora~la fiebre vendedora, mientras que otros solo se suelen usar como nombres: agricultora, enterrador, estibador, pescadora Para los femeninos en -triz, véase Marcas de género

Los derivados regulares que se forman mediante el sufijo -dor/-dora mantienen la vocal temática: -a- en la primera conjugación, -e- en la segunda, -i- en la tercera (apunt-a-dor, conten-e-dor, repart-i-dor). Para las formaciones irregulares que no muestran la vocal temática, como instructor o ascensor, se han propuesto las variantes -tor/-tora y -sor/-sora, pero cabe también suponer una única variante -or / -ora que se une, en la morfología sincrónica, a una serie de bases supletivas en muchos casos paralelas a las de los derivados en -ción (El sufijo -ción y sus variantes). Este análisis da lugar a la segmentación [instruct][or], en lugar de [instruc][tor]. 

Entre los derivados formados con la variante citada -or / -ora procedentes de formas latinas están confesor, editor, ejecutor o pintor, además de otros muchos que muestran bases supletivas a las que se añade el sufijo: agredir > agresor; ascender > ascensor; componer>compositor (también se registra componedor); difundir>difusor; extraer > extractor; intervenir > interventor; proteger > protector; recibir > receptor (junto con recibidor); reflejar > reflector; traducir > traductor, etc. No todos los derivados de los verbos que presentan estas terminaciones son irregulares. No lo son, por ejemplo, componedor o recibidor (ya mencionados), o decidor, exprimidor, extinguidor (que alterna con extintor), regidor, entre otros muchos. 

Los pocos derivados en -dor/-dora a los que se supone en el análisis sincrónico una base nominal requieren la variante -ador/-adora. Así ocurre con agu(a) + -ador > aguador, y con aviador, historiador, leñador, viñador La perspectiva diacrónica difiere de este análisis, puesto que los derivados citados proceden históricamente de bases verbales desaparecidas o bien son préstamos de otras lenguas romances. 

 

 

 

 

 

 

Casi todos los sustantivos de persona en -dor / -dora son nombres de agente. Así, el sustantivo atracador designa a un hombre que realiza la acción de atracar, y jugadora a una mujer que realiza la de jugar. No faltan, sin embargo, excepciones a este esquema: consultor, por ejemplo, no designa a la persona que consulta, sino a la que es consultada; poseedor y admirador hacen referencia a quienes se hallan en cierto estado, y perdedor o sufridora a quienes experimentan determinados procesos. 

 

 

Los sustantivos en -dor / -dora que designan personas se derivan tanto de verbos transitivos (registrar>registrador) como intransitivos (correr>corredora), preferiblemente de los llamados intransitivos puros o inergativos: conspirador, conversadora, corredor, jugador, nadadora, soñadora. Tales derivados pueden expresar sintácticamente sus argumentos. Así, los elementos subrayados en Le había ocultado, sostenido con dinero y ropas; era, en suma, su encubridor (Zeno, Charca) y en [...] insaciables agarradores de lo ajeno (Roa Bastos, Supremo) representan, respectivamente, a la persona encubierta y la cosa agarrada. También pueden estar presentes los argumentos si el sustantivo se deriva de verbos intransitivos: mis colaboradores (‘los que colaboran conmigo’); los moradores del bosque (‘los que moran en él’). Los complementos argumentales pueden referirse tanto a individuos específicos (mi perseguidor, el administrador de esta finca), como a clases de seres (lectora de novelas, atracador de bancos, cultivador de la novela histórica). 

 

 

Los nombres de persona terminados en -dor / -dora se pueden asimilar a los predicados caracterizadores o de individuo o bien a los episódicos o de estadio. Los primeros se pueden subdividir en los que expresan hábitos o costumbres (conversadora, fumador, lectora) o en profesiones, oficios u ocupaciones (administrador, escritora, falsificador). Se asimilan a los que expresan hábitos una serie de adjetivos en -dor / -dora que se sustantivan mediante el llamado un enfático y adquieren interpretaciones atributivas. Así, el adjetivo madrugador (Julio es muy madrugador) se puede usar como sustantivo en No me considero un madrugador, y lo mismo sucede con los subrayados en los ejemplos siguientes: 

 

 

Es una embaucadora lista, y hace creer a muchos, mentira parece, que está inspirada por Dios (Galdós, Episodios); Salvado de milagro de los abusadores del colegio, entré al bachillerato (Cabrera Infante, Habana); Lucas Carrasco era uno de esos: un simulador, un seductor (Aguilar Camín, Error). 

 

 

A diferencia de estos sustantivos, los nombres en -dor / -dora que expresan profesiones y actividades relacionadas no se construyen con el artículo indeterminado cuando se usan en funciones predicativas: Se hizo {locutor ~ *un locutor}

 

 

Los sustantivos en -dor/-dora que se asimilan a los predicados episódicos designan o identifican el agente de alguna acción particular, por lo que admiten paráfrasis con oraciones de relativo: la fundadora de esta Orden ~ la que fundó esta Orden; el organizador del evento ~ el que organiza el evento; la ganadora del torneo ~ la que ganó el torneo. La mayor parte de ellos aparecen con algún complemento argumental que designa el paciente de la acción (el usurpador del trono, nuestra valedora, el inventor del pararrayos) pero pueden omitirlo cuando se recupera del contexto precedente, como en Los sitiadores minan la moral de la tropa con sus altavoces (Cela, San Camilo). Algunos sustantivos en -dor / -dora pueden pertenecer, según el contexto, a los dos grupos que se han mencionado. Así, la expresión nuestro protector puede designar a la persona que habitualmente nos protege (con lo que se denota una propiedad estable o caracterizadora), pero también a la que nos protegió en cierto momento (estado episódico). 

 

 

No es extraño que un gran número de sustantivos terminados en -dor / -dora designen instrumentos, dada la estrecha relación entre este concepto y el de ‘agente’. La necesidad de denominar nuevos dispositivos, utensilios, aparatos y recursos favorece la rápida creación de estos nombres, así como su renovación, adaptación a las circunstancias, y también su variación geográfica. Casi todos se derivan de verbos transitivos que no son de estado (aserradora, cargador, compresora, grabadora, impresora, lavadora, remolcador), con pocas excepciones como contenedor, tenedor (derivados de verbos transitivos de estado), navegador (derivado de un verbo intransitivo). Muchos son adjetivos sustantivados que muestran los dos géneros, aunque lo normal es que se usen sin alternancia. Cuando esta se da, los sustantivos derivados se distribuyen unas veces en función de preferencias geográficas, mientras que otras designan utensilios diferentes. Entre tales dobletes están aspiradoraspiradora; batidorbatidora; computadorcomputadora; elevador elevadora; grabador grabadora; secador secadora; tostador tostadora, etc. También es posible referirse a un mismo instrumento con sustantivos de base léxica diferente según las áreas lingüísticas. Así, el dispositivo que corta la corriente eléctrica se llama apagador en México y parte de Centroamérica, pero interruptor en casi todos los demás países. Se recurre a la alternancia -dor y -dera para designar instrumentos similares o muy próximos en pares como agarrador~agarradera (también agarradero en muchos países); aparvador ~ aparvadera; aplanador ~ aplanadera; cobertor ~ cobertera; lanzador ~ lanzadera (‘cierto cohete’, en los dos casos); regador ~ regadera; tajador ~ tajadera. 

 

 

La acción a la que se refieren los nombres de instrumento (alargador, contador, sujetador) suele aplicarse a un conjunto menor de cosas que la denotada por el verbo del que se derivan (alargar, contar, sujetar). Unos pocos sustantivos de este grupo denotan productos o sustancias (bronceador, fijador, rebozador, reforzador); otros pueden designar personas o bien instrumentos (cargador, conductor, emisora, impresora, procesador, etc.). 

 

 

Varios derivados en -dor / -dora aluden a nombres de lugar, si bien su número es mucho más escaso que el de los que hacen referencia a un instrumento. Entre ellos están asador, cenador, comedor, corredor, desayunador (en México, Chile y parte de Centroamérica), distribuidor, mirador, parador, probador, recibidor, tocador, vestidor. Algunos, como asador o tocador, son también nombres de instrumento.

 

 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: