Categorías de la sección
Рекламный блок

Otros sufijos que forman nombres de acción y efecto

El sufijo -ncia posee los alomorfos -ncia y -nza, aunque en el primero se ha propuesto alternativamente la segmentación -ancia, -encia, que incorpora al sufijo las vocales temáticas. Aplicado a bases adjetivas, forma nombres de cualidad, como abundancia y decencia, analizados en el capítulo siguiente, pero aplicado a bases verbales, da lugar a ciertos nombres de acción o efecto, aunque también de estado. Tales bases verbales pueden pertenecer a las tres conjugaciones en el caso de -ncia: alternar > alternancia; tender > tendencia; persistir > persistencia. Eligen este sufijo casi todos los derivados de los verbos terminados en -ferir como diferencia, interferencia, preferencia, referencia, transferencia, etc., y varios de los que acaban en -ecer, como comparecencia, convalecencia. El sufijo -nza, por su parte, solo forma derivados de la primera conjugación: enseñanza, mudanza, tardanza, venganza. 

No son numerosos los derivados mediante este sufijo en los que se perciba con nitidez la interpretación de acción, sea como única lectura (labrar > labranza), o en concurrencia con la de efecto (advertencia, discrepancia, enseñanza, mudanza). En otros se reconoce solo la de efecto (ganancia, herencia), y en otros alguna más alejada: estado o situación (existencia, holganza, pertenencia), grupo (asistencia, concurrencia, militancia), persona o conjunto de personas (presidencia, vigilancia), lugar (procedencia, residencia) o período (convalecencia, lactancia, regencia). 

En muchas zonas de América y en las islas Canarias (España) se forman con el sufijo -dera sustantivos deverbales que designan acciones continuadas, intensas o repetidas. Así, llovedera designa la de llover cuando es persistente, y lo mismo ocurre con barredera, bebedera, gritadera, platicadera, preguntadera, robadera, silbadera, vomitadera, etc. En algunos casos además de la reiteración se destaca la intensidad: mamadera es ‘fuerte borrachera’ en parte de las áreas andina y rioplatense, y gozadera designa un goce intenso o continuado en buena parte de América. 

Se forman algunos nombres de acción y efecto con el sufijo -ío (con el que se constituyen asimismo otros de cualidad, de lugar y de grupo): amorío, de base nominal; monjío, que designa, entre otros sentidos, el proceso de ingresar en el estado de monja; regadío, con base participial; carguío y sembrío, usados en algunos países americanos. 

Finalmente, unos pocos nombres de acción y efecto contienen los sufijos -ato (alegato, asesinato, mandato), -ata (cabalgata, caminata), -azgo (hallazgo, hartazgo), -toria (convocatoria, requisitoria) o -torio (suplicatorio). La mayor parte de los sustantivos derivados mediante estos sufijos expresan otros significados.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: