Categorías de la sección
Рекламный блок

El sufijo -azo

Este sufijo, sumamente productivo, forma sustantivos, casi siempre a partir de otros nombres, como en cabezazo, cañonazo o martillazo. Coincide en su forma con el apreciativo -azo / -aza, también de gran productividad, que con frecuencia se aplica a los mismos nombres. A pesar de ello, suele predominar una de las dos interpretaciones. Así, zapatazo suele entenderse como ‘golpe dado con un zapato’ y cochazo como ‘coche grande y elegante’, aunque nada impide interpretarlos a la inversa. En los casos en que concurren ambos sentidos, puede ayudar a distinguir entre ellos el cambio de género. Este resulta más normal con los nombres de golpe, de forma que el masculino multazo, procedente del femenino multa, se agrupa con ellos, en lugar de hacerlo con los aumentativos. La existencia de cierto número de sustantivos derivados terminados en -etazo (lengüetazo, pistoletazo, puñetazo, silletazo, tijeretazo) hace pensar que se agrega el interfijo -et- en estas voces (por tanto pistol-et-azo), pero también es posible integrar este segmento en el sufijo (pis-tol-etazo). Cualquiera de las dos segmentaciones supone un reanálisis, ya que el segmento -et- formaba parte de la base léxica en la etimología de casi todos estos derivados. Así, pistoletazo procede de pistolete (‘cierta arma de fuego’) y silletazo, de silleta o de sillete. 

Los sustantivos formados con este sufijo suelen denotar golpes o acciones bruscas, repentinas o sorpresivas, sea en sentido literal o en alguna de sus extensiones metafóricas. Los golpes a los que se alude pueden proceder de objetos físicos (bastonazo, botellazo, cachiporrazo, cantazo, escobazo, garrotazo, ladrillazo, macanazo, martillazo, palmetazo, pepazo, quiñazo, rolazo, sartenazo, trancazo) o de alguna parte del cuerpo (cabezazo, codazo, manazo, puñetazo, rodillazo, testarazo), aunque esta representa a veces el lugar donde se recibe el golpe: cogotazo, frentazo: Lo empujaron de una patada en la espalda, haciéndolo darse un frentazo en el suelo (Jodorowsky, Pájaro). Algunos derivados designan disparos (cañonazo, escopetazo, pistoletazo) o aluden a la munición (balazo, perdigonazo, plomazo), con posibles extensiones al mundo del deporte: balonazo, pelotazo, punterazo, zambombazo. 

Los usos figurados más próximos al sentido original son aquellos en los que los golpes no se dan literalmente con el objeto denotado por la base, es decir, la porra en porrazo, la plancha en planchazo o el mamey en mameyazo. Los golpes son con frecuencia anímicos, como cuando se habla de fracasos y otras situaciones de adversidad repentina o sobrevenida. Pueden tener esta interpretación leñazo, petotazo, porrazo, tortazo, trastazo, trompazo, así como otras más restringidas en su extensión: guabanazo, mazazo, moronzazo, tequilazo, zapotazo, etc. Se mantienen las connotaciones asociadas con ‘golpe’ (militar, publicitario, periodístico, etc.) en los derivados que designan pronunciamientos. Se trata de acciones sonadas o sorpresivas de carácter público, unas veces autoritarias y otras reivindicativas. Son, en muchos casos, creaciones de vida efímera y circunscritas a áreas restringidas. He aquí algunos ejemplos: 

Alfonsín previó entonces que el “malvinazo” podía derivar en una tragedia para el país (Hoy Chile 28/12/1983); los rumores para que se produzca en el país un fujimorazo” (Dedom 31/1/1997); Dicen que va a haber otro cacerolazo, pero no quieren que me marche (Razón Esp. 15/1/2002); Cierto es que la histórica sucesión de cuartelazos y caudillos (País Esp. 6/9/1996); Los estados del Sur están empeñados en una estrategia que apunta a dejar de vacunar en el más breve plazo posible (aunque el sogazo reciente los debe hacer dudar) (País Ur. 8/11/2001). 

Otros derivados están más alejados del sentido primitivo, pero en ellos se mantiene el carácter puntual o instantáneo de los golpes, ya se trate de sustantivos que designan informaciones (bombazo ‘noticia espectacular e inesperada’, campanazo, cañonazo, pantallazo, tubazo ‘primicia informativa’, ‘llamada de teléfono’, pitazo ‘aviso, soplo’), sonidos (bocinazo, campanazo, cañonazo, pitazo, silbatazo, timbrazo, trompetazo) u otros sucesos (chispazo, corrientazo o latigazo ‘sacudida eléctrica’, flechazo, fogonazo, vistazo). Un gran número de derivados en -azo designan tragos de bebida alcohólica en varias áreas lingüísticas: calazo, canelazo, chimiscolazo, farolazo, fogonazo, fotutazo, guaspirolazo, huacarazo o guaracazo, latigazo, lingotazo, mecatazo, mechazo, mielazo, riendazo, tapazo, tequilazo, trancazo, tutumazo, etc.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: