Categorías de la sección
Рекламный блок

Transparencia y opacidad en la sufijación apreciativa

Las palabras que contienen sufijos apreciativos se dividen en dos grupos: las llamadas de significado transparente (o, simplemente, transparentes), cuyo significado se deduce de la combinación de raíz y sufijo, como casita, naricilla, hombrón, guapete, y las opacas o lexicalizadas, cuyo significado no se obtiene por este procedimiento. Solo a las voces de este último grupo da cabida el diccionario, puesto que, frente a las del grupo anterior, muestran un significado distinto del de su base. Forman parte, en consecuencia, del repertorio léxico del idioma. A este grupo pertenecen centralita, cigarrillo, cinturón, cuadernillo, estribillo, flequillo, machote, manecilla, palacete, pañuelo y otros muchos vocablos. 



Los conceptos de transparencia y opacidad son, sin embargo, nociones graduales que en muchos casos dependen, además, de factores variables. Casi todos los hispanohablantes establecen algún vínculo entre cigarrillo y cigarro, entre mesilla o mesita de noche (mesita de luz en algunos países) y mesa, o entre boquilla y boca. No todos relacionan, en cambio, horquilla con horca, estribillo con estribo, o flequillo con fleco. La relación suele ser opaca cuando ha mediado alguna otra lengua (como el italiano en casino o el francés en florete) o cuando el sufijo apreciativo ya aparecía en latín, como sucede en abeja, abuelo, lenteja, oreja, tobillo, etc. 



Es posible que con un mismo sufijo se formen derivados transparentes y opacos. Así, el primer miembro de los pares siguientes es transparente, mientras que el segundo es opaco: paginilla~ flequillo; Luisico~abanico; mujerona~bombona; reyezuelo ~ pañuelo; tontín ~ sillín; grandote ~ cascote. En algunos casos existen dos o más derivados opacos formados a partir de la misma base (como frailecito ‘juguete’ y frailecillo ‘pájaro’); otras veces un derivado puede admitir, según el contexto, una interpretación transparente y otra opaca: monjita, por ejemplo, puede ser un diminutivo de monja (interpretación transparente) o bien significar ‘avecilla gris’ (interpretación opaca). Por último, se puede aplicar un sufijo apreciativo a vocablos que contienen otro lexicalizado: abaniquito, cabritito, flequillote.



 

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: