Categorías de la sección
Рекламный блок

Formación y segmentación de los diminutivos

Al igual que otros sufijos, los diminutivos se añaden a la base léxica tras suprimir la vocal final cuando es átona: mes(a) + ita > mesita. La vocal tónica suele mantenerse: sofa-cito. De acuerdo con ello, la segmentación de gatito será gatito, y la de jefecito es jefecito. Ello obliga a distinguir variantes contextuales de los sufijos. Constituyen excepción formaciones como Carlitos, lejitos, Mercedita(s), Osquítar, para las que se han propuesto análisis basados en el concepto de interdijo (Morfología léxica) que no se seguirán en esta obra.



Los diminutivos suelen terminar en -o o en -a en función del género de su base. Esta generalización se extiende a los llamados adjetivos de una terminación: sabor suavecito, bebida fuertecita. Solo si la base es un sustantivo masculino terminado en -a (tema, problema) o un femenino en -o (moto, foto) suele mantenerse esta vocal (la motito, la fotito, el temita, el problemita), aunque las soluciones varían según los sufijos (un problemita frente a un problemín), las palabras (no se usa la fotita, pero sí la manita) y las zonas. Así, la manito es forma muy extendida en América: Le hago chau, chau con la manito hasta que el avión se pierda en el horizonte (Caretas 22/9/2000), a veces en alternancia con la manita (única variante en España).

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: