Categorías de la sección
Рекламный блок

El sufijo -nte

Se forman en español un gran número de adjetivos derivados en -nte que mantienen la terminación de los antiguos participios de presente, aunque no siempre sus propiedades gramaticales. El sufijo presenta variantes en -ante, -ente y -iente: 

-ante: abundante, agobiante, cambiante, demandante, distante, edificante, firmante, gratificante, intrigante, ocupante, picante, preocupante, sedante, tocante, variante, todos a partir de verbos de la primera conjugación

-ente: absorbente, convincente, decadente, emergente, excedente, precedente, procedente, sorprendente, sobre verbos de la segunda conjugación; coincidente, concurrente, exigente, reincidente, residente, urgente, sobre verbos de la tercera. 

-iente: complaciente, condescendiente, contendiente, correspondiente, creciente, dependiente, doliente, naciente, perteneciente, a partir de verbos de la segunda conjugación; combatiente, durmiente, escribiente, hiriente, maldiciente, proveniente, sirviente, sonriente, sobre los de la tercera. 

Como se ve, la terminación -ante es característica de la primera conjugación, pero es difícil prever la terminación -ente o -iente en los adjetivos derivados de verbos de la segunda y de la tercera. Existen casos de doble solución, como ascendente y ascendiente, tendente y tendiente, adquirente y adquiriente. Los adjetivos derivados en -nte se forman en el español actual sobre los temas verbales de pretérito, característicos del gerundio. Se dice, por tanto, durmiente, como durmiendo, no *dormiente; siguiente, no *seguiente; sirviente, no *serviente. Desde el análisis sincrónico se postulan bases alternantes por haplología (Relaciones entre las unidades morfológicas y las fonológicas) en la derivación de carente (frente al menos usado careciente), obediente (no *obedeciente) o permanente (no *permaneciente). En otros casos se perciben alternancias vocálicas (convincente, no *convencente) o consonánticas (mendicante, no *mendigante). 

El funcionamiento gramatical de los adjetivos en -nte no coincide por completo con el que corresponde a los antiguos participios de presente, que desaparecieron pronto en español. Tales formas mantenían en la lengua medieval propiedades estrictamente verbales. Admitían, por ejemplo, complemento directo, como en Ya passava el agradable / mayo, mostrante las ores (Santillana, Triumphete); [...] que ella preste a ti las manos suyas trayentes lumbre ( odríguez Padrón, Bursario). En cambio, los actuales adjetivos en -nte construyen con la preposición de el argumento que corresponde al complemento directo del verbo de origen, como en ignorante de lo que ocurría (frente a ignorar lo que ocurría) o en amante de la paz (frente a amar la paz). Aun así, conservan la preposición seleccionada por el complemento preposicional en proveniente de otro lugar (como provenir de), equivalente a esa cantidad, carente de recursos, asistentes al acto, consistente en una jugosa suma. El adjetivo distante mantiene en parte sus propiedades verbales en expresiones como distante varios kilómetros de la ciudad. 

Mientras que los derivados mediante el sufijo -dor / -dora suelen caracterizar a la persona o la cosa que participa activa o frecuentememte en alguna acción (contaminador, estimuladora, vividor, voladora), los derivados en -nte expresan alguna propiedad inherente o característica de algo o alguien (contaminante, estimulante, viviente, volante). Los dos tipos de derivados se adaptan mal, por otra parte, a la expresión de propiedades episódicas o circunstanciales, por lo que suelen construirse con el verbo ser: ser {abundante ~ emocionante ~ ahorradora ~ emprendedor}.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: