Categorías de la sección
Рекламный блок

Las palabras compuestas. Sus límites con las estructuras no compositivas

Se llama composición el proceso morfológico por el que dos o más palabras forman conjuntamente una palabra compuesta o compuesto, como en lava + ropas > lavarropas o en verde + blanco > verdiblanco. Para evitar las numerosas dificultades que presenta el concepto de ‘palabra’ (Relaciones entre las unidades morfológicas y las sintácticas), algunos autores prefieren definir el compuesto como aquella forma que contiene más de una raíz en su interior. Son, pues, compuestos las voces altoaragonés, limpiacristales, sabelotodo, sacapuntas y hombre lobo, en la última de las cuales no se integran gráficamente los dos componentes. 

Son controvertidos los límites entre las palabras compuestas y otras estructuras gramaticales, como las voces prefijadas (Prefijación y composición), las locuciones (Grupos sintácticos lexicalizados y semilexicalizados) y las construcciones en aposición. En los estudios de morfología sincrónica no se suelen considerar compuestos las combinaciones de adverbios, preposiciones y conjunciones, como abajo, adonde, asimismo, aunque, conque, debajo, detrás; demás, nomás, porque, pues no se reconoce en ellos la independencia gramatical de los segmentos que proporciona su etimología (Morfología sincrónica y diacrónica​​​​​​​). Tampoco son compuestos, sino grupos preposicionales, las voces conmigo, contigo y consigo, ya que, aunque estén integrados en una sola palabra, ejercen las funciones sintácticas propias de tales grupos y se pueden coordinar con otros análogos (No quiere ir con él ni conmigo). Se suelen considerar, en cambio, formas compuestas (y se reconoce claramente su estructura interna) los relativos inespecíficos cualquiera, cualesquiera, quienquiera, quienesquiera, dondequiera, comoquiera y cuandoquiera.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: