Categorías de la sección
Рекламный блок

Diferencias entre compuestos univerbales, compuestos sintagmáticos y locuciones

Si bien se reconocen como unidades distintas la palabra y el grupo sintáctico, los gramáticos no están hoy enteramente de acuerdo en cuanto al número de unidades intermedias que han de postularse entre ambas. Para distinguir clases de compuestos y diferenciar estos de otras unidades gramaticales complejas, se suelen emplear los siguientes criterios: 

1. Prosodia
2. Flexión
3. Composicionalidad
4. Productividad
5. Expansión y recursividad 

El criterio 1 permite separar los compuestos univerbales, que poseen un solo acento fonético (hispanoárabe, maxilofacial), de los sintagmáticos, que poseen dos (español-árabe, maxilar-facial), aun cuando el primer segmento de estos últimos tiende a perder su acento si el grado de cohesión de la palabra aumenta. 

El criterio 2 se usa tradicionalmente como pauta delimitadora de las piezas léxicas. Así, sordo y mudo es un grupo sintáctico formado por dos adjetivos que pueden pluralizarse, mientras que el compuesto sordomudo presenta un único plural: sordomudos. La mayor parte de los compuestos sintagmáticos pluralizan uno solo de sus componentes: casas cuartel, componentes físico-químicos. Sin embargo, existe doble opción en casos como asuntos clave ~ asuntos claves; copias pirata ~ copias piratas y otros similares, como se vio en El plural de los compuestos​​​​​​​. La primera variante se interpreta como palabra compuesta; en la segunda se entiende más bien que los dos segmentos forman un grupo sintáctico (tanto si se interpreta clave como adjetivo, como si la estructura se considera apositiva). Muestran también doble plural los compuestos sintagmáticos coordinativos (droguerías perfumerías, relojes despertadores, reyes filósofos), semejantes en esto a las locuciones nominales que contienen adjetivos: llaves inglesas, medias naranjas (referido a personas). Más polémica resulta la naturaleza de expresiones como cabeza cuadrada, lengua larga o relaciones públicas. Por la presencia de concordancia sistemática (un cabeza cuadrada > unos cabezas cuadradas) parecen asimilarse a las locuciones nominales, pero coinciden con los compuestos sintagmáticos exocéntricos (como el citado piel roja: Clases de compuestos) en que son comunes en cuanto al género (Clases de género. Su presencia en los sustantivos). Se dice, en efecto, {un ~ una} cabeza cuadrada según la persona de la que se hable sea varón o mujer. En cambio, las locuciones nominales poseen de modo característico género masculino o femenino. 

Por composicionalidad (criterio 3) se entiende la posibilidad de interpretar las unidades complejas a partir de la información aportada por las simples, así como en función de los principios combinatorios que las integran. Las unidades máximamente transparentes son las sintácticas; las más opacas son las locuciones. Los compuestos sintagmáticos suelen ser transparentes (decreto ley, relación madre-hija), si bien algunos solo lo son parcialmente (hombre rana, tren bala). Por otra parte, la transparencia de los compuestos no parece depender de su estructura morfológica. Así, aunque la estructura morfológica de cariancho, pelirrojo, peliagudo y alicaído sea idéntica, los dos últimos adjetivos son poco transparentes: peliagudo puede aplicarse, en efecto, a sustantivos como problema o asunto (entre otras voces en cuyos referentes no se reconoce la presencia de vellosidad alguna), y alicaído puede predicarse de seres no alados. 

El criterio 4 está relacionado con el anterior. La productividad es el rendimiento que ofrece una pauta gramatical, en el sentido del conjunto de elementos a los que puede dar lugar. La productividad máxima corresponde a las unidades sintácticas, de manera que no es posible construir la lista de los grupos nominales o verbales que pueden formarse en español. También son muy productivos ciertos esquemas morfológicos, como V-N. De hecho, no todos los diccionarios del español recogen los sustantivos limpiacristales, limpiametales, limpiapisos, limpiasuelos y limpiavidrios. Cabe decir lo mismo del esquema A-i-A, que da lugar a los compuestos blanquiverde, verdiazul o verdiblanco. Estos paradigmas compositivos son, como se ve, relativamente abiertos. Presentan productividad mínima, en cambio, las locuciones nominales. Así, cabo suelto (‘circunstancia pendiente imprevista’) se diferencia claramente en este sentido del grupo nominal cabo desatado, construido libremente con una pauta sintáctica. 

El criterio 5 (expansión y recursividad) separa tradicionalmente la morfología de la sintaxis. La posibilidad de expandir uno solo de los componentes de una construcción o la de repetir linealmente una pauta caracteriza de modo general la sintaxis. No obstante, presentan recursividad débil ciertas estructuras morfológicas en las que la base de una palabra compuesta es a su vez un compuesto, como sucede en limpiaparabrisas (también lavalimpiaparabrisas), sursuroeste, guardaportalápices, así como en ciertos compuestos ternarios: convenio hispanoangloamericano, coproducción franco-italo-alemana.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: