Categorías de la sección
Рекламный блок

Clases de compuestos

Se suelen distinguir tres tipos fundamentales de compuestos: los compuestos propios o univerbales, los compuestos sintagmáticos y los compuestos sintácticos. Los componentes de los primeros se integran en una única palabra ortográfica y, por lo general, en un único grupo tónico: agridulce, drogodependiente, maniatar, maxilofacial, rojinegro, sabelotodo, sacapuntas, sopicaldo. Cuando uno de los dos segmentos, casi siempre el primero, está acortado, se obtienen los llamados compuestos acronímicos, como en cantante + autor > cantautor (Relaciones entre las unidades morfológicas y las fonológicas). Los compuestos univerbales no llevan tilde en el primer segmento, de modo que se escribe acidorresistente, en lugar de ácidorresistente. Los compuestos del segundo tipo se forman yuxtaponiendo palabras que mantienen su propia independencia gráfica y acentual, unas veces separadas con guion intermedio (árabe-israelí, político-económico, teórico-práctico) y otras sin él (cabeza rapada, casa biblioteca, cocina comedor, problema clave, tren bala, villa miseria). El tercer grupo es polémico. Aunque ha sido defendido por algunos autores, las expresiones que corresponderían a este parecen constituir unidades de la fraseología más que propiamente de la morfología. Así pues, piezas léxicas como caballo (o caballito) de batalla (‘asunto recurrente’), media naranja (‘persona que se compenetra bien con otra afectivamente’), mesa redonda (‘debate’) u ojo de buey (‘claraboya’) se considerarán aquí locuciones nominales en lugar de compuestos sintácticos. 

Se usará, por simple convención, la fórmula X+X para los compuestos sintagmáticos, como N+N (decreto ley) o A+A (italiano-canadiense). En cambio, para los compuestos propios se empleará el esquema , como N (lavarropas), N-N (casacuna), A-A (sordomudo), con la variante X-i-X cuando se construyen con vocal de enlace: N-i-A (cejijunto), A-i-A (blanquiverde), N-i-N (carricoche). 

En función de la relación gramatical que se establece entre sus segmentos constitutivos, los compuestos se clasifican en coordinativos y subordinativos. Los coordinativos manifiestan una relación asimilable a la coordinación sintáctica entre sus componentes, como agridulce, carricoche, verdinegro, angloamericano, claroscuro. Los subordinativos ponen de manifiesto la relación de subordinación entre un núcleo y algún complemento o modificador: bocacalle, maldecir, matamoscas, patituerto. Entre estos, los llamados atributivos contienen un adjetivo (purasangre, camposanto) que aporta alguna característica de la entidad designada por el nombre. 

Los compuestos se clasifican también en endocéntricos (compuestos con núcleo) y exocéntricos (compuestos sin núcleo). El núcleo caracteriza formal y semánticamente el conjunto: anglohablante, casacuna, hierbabuena, patilargo. Así, un anglohablante es un tipo de hablante y la hierbabuena es un tipo de hierba, mientras que patilargo denota una propiedad, la de ‘ser largo en relación con las extremidades’, por lo que su núcleo es largo. En los compuestos exocéntricos, en cambio, las propiedades gramaticales y semánticas no vienen impuestas por ninguno de sus constituyentes. Así, piel roja no designa ni un tipo de piel ni una variedad del color rojo, sino cierto individuo.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: