Categorías de la sección
Рекламный блок

Reglas generales para la formación del plural

Mientras que el singular no presenta marca específica alguna, el plural aparece marcado generalmente por los morfemas -s o -es. No obstante, muchas palabras se pluralizan sin marca alguna, por lo que solo se percibe su número a través de la concordancia. En los apartados que siguen se darán las reglas generales de formación de plural en español. 

Los nombres terminados en vocal átona y en -á, -é, -ó tónicas hacen el plural en -s: casas, calles, yanquis, libros, tribus, sofás, cafés, platós. Añaden también -s las voces agudas terminadas en diptongo, como bonsáis. Las terminadas en -í, -ú tónicas tienden a admitir las dos variantes de plural. Se dice, pues, al(h)elíes o al(h) elís, bisturíes o bisturís, esquíes o esquís, jabalíes o jabalís, maniquíes o maniquís, rubíes o rubís; bambúes o bambús, gurúes o gurús, tabúes o tabús. No obstante, se percibe cierta tendencia, variable según los países, a valorar como más cultas las variantes en -es, sobre todo con gentilicios y nombres de etnias: ceutíes, guaraníes, israelíes, hindúes. Como excepción se registran algunos términos, en su mayoría coloquiales o procedentes de otras lenguas, que forman su plural únicamente en -ís: benjuís, cañís, gachís, gilís, pirulís, popurrís, recibís. Deben evitarse las formas populares de los plurales mamases, papases (por mamás, papás), cacahueses o cacahués (por cacahuates o cacahuetes), cafeses (por cafés), manises (por manís o maníes), entre otros. Existe también fluctuación en el plural de algunos monosílabos acabados en vocal, cuya mayor parte lo forma en -s: fes, pies (no pieses), pros, tés. Los plurales recomendados para los nombres de las vocales son aes, es, íes, oes, úes. El de cu (nombre de la consonante q) es cus, aunque en algunos países americanos se pre ere cúes; el de ka (nombre de la letra k) es kas, no kaes, y el de i griega ( y), íes griegas. Para yo, no y se recomiendan yoes, noes y síes respectivamente, aun cuando se han registrado otras variantes. 

Los nombres acabados en las consonantes -l, -n, -r, -d, -z, -j hacen el plural en -es: cónsules, mieles, leones, caracteres (con cambio de acento), tutores, pare- des, peces (con paso de la z a c delante de e), relojes. Se comportan de manera especial los sustantivos esdrújulos acabados en consonante, que o bien desplazan el acento, como especímenes, regímenes, o bien permanecen invariables, según se observa en algunos términos filológicos de origen griego: el asíndeton / los asíndeton; el polisíndeton/los polisíndeton. No sigue esta regla hipérbaton, cuyo plural es hipérbatos (más recomendable que hipérbatons o hiperbatones). 

Los nombres terminados en -s, -x que son agudos o monosílabos hacen también el plural en -es (autobuses, compases, reveses, toses, boxes, faxes), pero permanecen invariables los restantes: las dosis, las síntesis, las tesis, los lunes, los tórax, los clímax, los bíceps, los fórceps. Se añaden algunos acabados en -as que, aunque construidos sobre una forma plural, se emplean sin variación para singular y plural: boceras ‘jactancioso(s)’, gilipollas ‘tonto(s)’, manitas ‘habilidoso(s)’, cercanías ‘tren(es) de cercanías’. Siguen la regla general y toman -es para el plural los nombres terminados en -y: ayes, bueyes, convoyes, leyes, reyes, con la excepción de algunos sustantivos no totalmente castellanizados: jerséis (o yerseis). El plural más frecuente de guirigay es guirigáis, pero se documenta también la otra opción: [...] el cencerro, la hamaca y el ordeño, las guitarras, los potros y las hembras, lágrimas en velorios, guirigayes en las estas, y la cabalidad en todo (Asturias, Papa). 

Los sustantivos acabados en otras consonantes añaden -s para formar el plural: acimut / acimuts o azimut / azimuts; cenit / cenits o zenit / zenits; mamut / mamuts; tic/tics; tictac/tictacs; zigurat/zigurats. La mayor parte son préstamos recientes de otras lenguas.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: