Categorías de la sección
Рекламный блок

Empleo genérico del masculino

El masculino es en español el género no marcado, y el femenino, el marcado. En la designación de personas y animales, los sustantivos de género masculino se emplean para referirse a los individuos de ese sexo, pero también para designar a toda la especie, sin distinción de sexos, sea en singular o en plural. Así, están comprendidas las mujeres en Un estudiante universitario tiene que esforzarse mucho hoy en día para trabajar y estudiar a la vez o en Los hombres prehistóricos se vestían con pieles de animales. Se abarca asimismo a las osas en El oso es un animal plantígrado o En los bosques quedan pocos osos. Estos casos corresponden al uso genérico del masculino. Sin embargo, razones extralingüísticas o contextuales pueden dar a entender que se habla solo de varones, como en el número de mexicanos que han sido ordenados sacerdotes en los últimos diez años, o en Los hombres solo dicen mentiras (Delibes,Ratas).

En el lenguaje político, administrativo y periodístico se percibe una tendencia a construir series coordinadas constituidas por sustantivos de persona que manifiesten los dos géneros: los alumnos y las alumnas; a todos los chilenos y a todas las chilenas; tus hijos y tus hijas; Una masiva ovación de los diputados y las diputadas [...]cierra el presunto debate. El circunloquio es innecesario en estos casos, puesto que el empleo del género no marcado es su cientemente explícito para abarcar a los individuos de uno y otro sexo. Se prefiere, por lo tanto, Los alumnos de esta clase se examinarán el jueves; Es una medida que bene ciará a todos los chilenos; ¿Cómo están tus hijos? En cambio, la doble mención se interpreta como señal de cortesía en ciertos usos vocativos: señoras y señores, amigas y amigos, etc., acaso por extensión de la fórmula damas y caballeros, basada en una oposición heteronímica.

Cuando no queda su cientemente claro que el masculino plural comprende por igual a los individuos de ambos sexos, son necesarios ciertos recursos para deshacer la posible ambigüedad: fórmulas desdobladas, como en Los españoles y las españolas pueden servir en el Ejército, pero también modificadores restrictivos del sustantivo (empleados de ambos sexos) o apostillas diversas (empleados, tanto hombres como mujeres).

Los sustantivos en plural padres (‘padre y madre’), reyes (‘rey y reina’), príncipes (‘príncipe y princesa’) y otros que designan títulos nobiliarios o términos de parentesco pueden abarcar en su designación a los dos miembros de una pareja de varón y mujer.

Materiales similares

Comentarios

avatar
  • Войдите: